EDUCACIÓN: HERRAMIENTA DE EMPODERAMIENTO DE LA COMUNIDAD MEXICANA EN ESTADOS UNIDOS
Por Eunice Rendón Cárdenas, titular del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME)
11989A.jpg
Eunice Rendón Cárdenas

Se calcula que existen 34 millones de personas de origen mexicano que viven en Estados Unidos, de ellos, 12 millones son de primera generación, mientras que el resto incluye a aquellos de segunda y tercera generación. Asimismo, es importante subrayar que uno de cada tres de estos 34 millones, es joven. 

En relación al perfil que encontramos en las escuelas tanto a nivel preparatoria como universidad vemos que los jóvenes latinos representan el segundo grupo étnico más numeroso en las preparatorias (High School) de Estados Unidos. De acuerdo con la Oficina del Censo en el año 2013, el 23.5% de los estudiantes de preparatoria eran latinos y en 2014, ese porcentaje aumentó a 24%. Adicionalmente, observamos que el 69% de los latinos que terminaron la preparatoria en 2013 se inscribieron en alguna universidad; con estos datos podemos constatar como la educación ocupa cada vez un lugar más importante para los latinos y por supuesto para los jóvenes mexicanos que viven allá desde muy pequeños y para aquellos de origen mexicano nacidos en Estados Unidos.

Entendiendo que la educación es una herramienta fundamental en el desarrollo y que contribuye de manera directa en la adecuada inserción e integración de la comunidad mexicana en EE.UU. es fundamental brindar becas y asesoría, especialmente a los jóvenes mexicanos que se fueron muy pequeños al país del norte, y que, por su condición migratoria, no han tenido acceso a ningún apoyo educativo, a pesar de haber vivido prácticamente toda su vida en los Estados Unidos. 

Es en este contexto, que la Secretaría de Relaciones Exteriores, a través del Instituto de los Mexicanos en el Exterior, crea y fortalece el programa de IME Becas, dedicado a nuestros connacionales que viven en la Unión Americana, tanto aquellos que son mexicanos como a jóvenes méxico-americanos que se encuentran estudiando en preparatorias, colegios comunitarios y universidades de Estados Unidos con dificultades económicas.

Recientemente en la ciudad de Raleigh, Carolina del Norte, la canciller, Claudia Ruiz Massieu anunció la convocatoria IME Becas de este año, abriéndola a universidades, instituciones educativas y organizaciones sociales interesadas en aportar fondos complementarios que permitan incrementar los apoyos y el alcance del programa. Es importante resaltar que, en los últimos tres años, el gobierno mexicano triplicó el monto del programa, lo que permitió llegar a más de 12 mil estudiantes tan solo el año pasado, el 70 % de ellos, mujeres, por cierto.

Históricamente el programa IME becas ha apoyado a 68 mil becarios, muchos de los cuales se han conocido por obtener el apoyo y gracias a esto han seguido trabajando juntos iniciativas comunitarias y de fortalecimiento de otros jóvenes que han tenido que pasar por situaciones y contextos difíciles en Estados Unidos.

Los IME becarios son jóvenes que gracias a su esfuerzo, compromiso y determinación son recursos humanos preparados, sensibles y muy valiosos tanto para Estados Unidos como para México, demostrando con sus logros lo que la educación y trabajo en equipo puede transformar. 

 

Edición de esta semana
CLUB ROTARIO DE WEST LITTLE ROCK OTORGA BECAS A LATINOS 
El miércoles 13 durante su junta semanal regular, el West Little Rock Rotary Club a través de su Fondo de Educación y Beneficencia, entregó becas de estudios de $1.000 por semestre para el año académico 2018-19, a tres jóvenes estudiantes secundarios graduados que cumplieron con los requisitos de calificaciones, necesidad financiera, liderazgo, y servicios a la comunidad y/o escuela.   / ver más /
EL LATINO recibió la denuncia del padre de una alumna de la escuela Hall High de Little Rock, cuando se dio cuenta que, en el boletín escolar de la niña, no habían traspasado la mitad de sus créditos por los cursos completados.     / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Si puede, recuerde cuando usted era pequeño y recuerde cómo se sintió al estar separado de su madre y su padre. No solo jugando en el patio o en la calle o parque, incluso por un corto momento, sino verdaderamente perdido. Recuerde el pánico que sintió.   / ver más /