PABELLÓN MEXICANO EN PROTESTAS
Por Michel Leidermann

El uso de la bandera mexicana en las manifestaciones a favor de los indocumentados en o de algún candidato presidencial, se ha convertido nuevamente en motivo de polémica.

Ante la desaprobación de muchos y la complacencia de otros, la bandera tricolor es enarbolada por manifestantes que se congregan para protestar la candidatura de Donald Trump.

La mayoría, se manifiesta contra Trump porque incendia los ánimos tanto de sus seguidores como de sus detractores al prometer que construirá un muro en la frontera con México y que deportará a los 11 millones de indocumentados que se estima hay en el país.

La premisa de los manifestantes que defienden el uso del pabellón mexicano, es que es una muestra del orgullo por sus raíces y de la diversidad cultural de EE.UU..

Pero justamente por la importancia que tiene la bandera como uno de los máximos símbolos patrios, se debe tener un inmenso cuidado al utilizarla. El hecho de ondearla para llevar a cabo actos de protesta no ayuda en nada a la causa de los indocumentados. Por el contrario, la denigra y le da argumentos a los antiinmigrantes para atacarlos.

Adicionalmente, la historia nos demuestra que el uso excesivo de la bandera mexicana en las manifestaciones tiene un efecto contraproducente porque se interpreta como una muestra de que los mexicanos se rehúsan a integrarse a la sociedad general estadounidense. 

En 1994, cuando miles tomaron las calles de Los Ángeles para protestar contra la Proposición 187 que proponía negarles a los inmigrantes indocumentados servicios sociales, servicios médicos y educación pública, los sentimientos antiinmigrantes se reavivaron porque muchos llevaban sus banderas tricolores. A partir de entonces, los organizadores de las marchas a favor de la reforma migratoria han recomendado a los participantes que de preferencia lleven el pabellón estadounidense como símbolo de que quieren formar parte de este país.

Debido al resurgimiento de la xenofobia y del racismo, es de esperarse que continúen las protestas a favor y en contra, lo cual es perfectamente válido y comprensible. Pero ojalá los líderes políticos y comunitarios latinos salgan a organizar estas manifestaciones para que no deriven en violencia y terminen por ayudar más a los contrarios de los indocumentados, como es Donald Trump.

 

VIVIR EN PAZ

Necesitamos una revolución sobre la consideración de la salud mental. Por desgracia, muchos equiparan la salud mental con la violencia armada.

Estados Unidos tiene ambos: una crisis de armas y una crisis de salud mental, pero los dos no son inclusivas uno del otro. Las personas con tendencias suicidas no necesitan un arma. La mayoría de los crímenes con armas son cometidos por personas sin una enfermedad mental.

La mayoría de las personas que tienen una enfermedad mental rechazan la ayuda debido al estigma fomentado por la prensa y los políticos cada vez que hay un tiroteo masivo de que los atacantes son mentalmente inestables. Tampoco quieren buscar auxilio porque temen perder sus puestos de trabajo, o porque amigos o familiares sólo les aconsejarán que deben recobrar el ánimo y los pensamientos positivos. Peor aún, los amigos y familiares podrían apartarse de ellos.

La crisis de la salud mental es causada por la ignorancia y la falta de compasión por parte de la población en general que no cree que una enfermedad mental es un problema médico.

La gran mayoría de personas con una enfermedad mental sólo quieren vivir sus vidas en paz y criar y cuidar a sus hijos en un país seguro y saludable.?

 

Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /