MUJER MURIÓ CON EL FETO ADENTRO PORQUE LA LEY CONTRA EL ABORTO EN EL SALVADOR: NO PERMITIÓ DARLE EL TRATAMIENTO
HAY MÉDICOS QUE RETRASAN LA ATENCIÓN A EMERGENCIAS OBSTÉTRICAS POR MIEDO A SER ACUSADOS DE PRACTICAR UN ABORTO EN EL SALVADOR UNO DE LOS PRINCIPALES MOTIVOS DE LA MORTALIDAD MATERNA ES EL ABORTO
12110A.jpg

POR SU CÁNCER

Era una mujer de “escasos recursos” que había acudido al Hospital Rosales —el principal centro público de atención general del país— por un agresivo cáncer de paladar. Y de allí la remitieron al Hospital Nacional de Maternidad.

“La enfermedad se la habían detectado al inicio de la gestación, pero ni siquiera le hicieron la biopsia y por supuesto no le dieron quimioterapia ni ningún otro tratamiento”, cuenta el médico, Guillermo Ortiz, quien fuera jefe del servicio de perinatología del Hospital Nacional de Maternidad de El Salvador, un centro público, por 20 años.

Muchas de las embarazadas con enfermedades graves llegan al Hospital de Maternidad en estado terminal, afirma Ortiz. “Cuando llegó a nosotros, con un embarazo gemelar de dos meses, no podía ya comer ni respirar. Murió a los dos días con los fetos adentro porque la ley contra el aborto no permitió a sus médicos darle el tratamiento contra su cáncer”, se lamenta. “Fue un caso muy triste. No se le ofreció ninguna opción. Simplemente se dejó que el cáncer avanzara”.

Los médicos temían afectar con ello a los fetos y que, por consiguiente, fueran acusados de intentar llevar a cabo un aborto y condenados a hasta 12 años de cárcel. Esa es la pena máxima que enfrentan los profesionales sanitarios de El Salvador si se prueba que realizaron tal intervención, mientras que la de las mujeres que se someten a ella es de hasta ocho.

Aunque también pueden llegar a ser sentenciadas por homicidio agravado y purgar una condena de hasta 40 años.

Hay 17 mujeres encarceladas, que alegaron haber sufrido abortos espontáneos en esos términos.

El desgraciado final de aquella mujer no es el único que quedó grabado en la memoria del doctor Ortiz.

También recuerda con pesar a la mujer de 19 años que llegó hinchada por una afección renal que su embarazo había agravado, y que falleció a las 22 semanas.

En El Salvador hay cantidad los casos los médicos no atienden como es debido, porque la ley los tiene maniatados.

El Código Penal de 1998, elimina las causales por las que el aborto estaba despenalizado.

Hasta entonces no se consideraba delito cuando la vida de la mujer estuviera en peligro, en casos de violación o estupro— coito con persona entre 12 y 18 años conseguido con engaño y, por equiparación legal, incesto— y si el feto tenía graves deformidades incompatibles con la vida.

Pero con la nueva normativa el aborto se volvió ilegal en todos los casos. Entró en vigor el 20 de abril de 1998 y meses después —y con reforma de por medio— en la Constitución quedó reconocida la “persona humana” desde la concepción; esto es, desde el mismo momento en el que un espermatozoide entra en un óvulo.

“Ante casos de embarazadas con leucemia o linfoma, esta ley hace que los especialistas tengan que dar fármacos no citotóxicos— capaces de matar al feto como efecto secundario del medicamento— aun sabiendo que no son los mejores tratamientos contra esos males”, expone Ortiz. “Pero no tenemos opciones. Es eso o nada”.

“Esa angustia de saber que lo que lleva en el vientre se mueve pero que no sobrevivirá y que ella puede morir en el proceso, eso no lo ven. Sólo ven que está viva”, concluye Ortiz. “Es injusto someterse a las mujeres a esas torturas emocionales”.

Entre 2005 y 2008 el Ministerio de Salud de El Salvador registró 19.290 abortos. Y es que, a pesar de que el secreto profesional protege en un principio a las pacientes, en los centros existe un protocolo por el que, si se sospecha o hay evidencias de que el aborto fue provocado, se debe avisar a la Fiscalía.

“Como es muy difundido que es un delito penado por la ley, las mujeres probablemente lo realizan más en el anonimato, en condiciones poco seguras, arriesgando sus vidas y con personal poco entrenado”. El 11% de abortos terminan en muerte.

Entre enero de 2000 y el primer trimestre de 2011 la Agrupación Ciudadana para la Despenalización del Aborto Terapéutico, Ético y Eugenésico en El Salvador, realizó una investigación en todos los juzgados de instrucción y tribunales de sentencia del país y analizó los expedientes de mujeres procesadas por aborto o delitos conexos. El colectivo identificó 129 mujeres que habían sido procesadas por aborto u homicidio agravado. De ellas 49 habían sido condenadas, 13 por aborto y 26 por homicidio en distintos grados. El 68,22% tenía entre 18 y 25 años.

Las organizaciones por la despenalización del aborto consideran la legislación “irresponsable y que viola los derechos humanos más básicos”. Pero lo que la legislación, una de las más restrictivas del mundo, no hace es frenar los abortos, denuncian organizaciones.?

 

Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /