¿REGRESARÁ EL FÚTBOL AMERICANO A MÉXICO EN EL 2017?
EN EL PARTIDO ENTRE LOS TEXANS Y LOS RAIDERS APARECEN GRITOS HOMOFÓBICOS Y UN LÁSER QUE AFECTÓ A LOS JUGADORES
12450A.jpg

El fútbol americano invadió la Ciudad de México. El estadio Azteca se abarrotó el martes 22 de noviembre, como si fuera una final de la Copa del Mundo de la FIFA. Los más de 85.000 espectadores amantes del balón ovalado, portaron sus mejores camisetas para sentirse parte de la fiesta de la NFL. Los Oakland Raiders jugaron como si estuvieran en California, así lograron la victoria 27-20 frente a los Texans y el público sintió que se trataba de un partido más en casa. Por eso, en cada despeje de los Houston se escuchaba el “¡Ehh, puto!”, un grito homofóbico común en los partidos de fútbol en este país.

El cántico le ha causado problemas a la federación mexicana por su carga despectiva, pero las recomendaciones a los aficionados no han surtido efecto. La noche del martes el grito de “puto” resonó en el estadio más importante de México con la misión de presionar a los Texans que dominaron el primer y el tercer cuarto. 

Los organizadores de la NFL se sorprendieron de la presencia de un rayo láser que desde las gradas apuntaba a los jugadores de Houston. Un aficionado logró introducir un puntero láser, que en multitud de ocasiones fue dirigido hacia el rostro del quarterback de los texanos, Brock Osweiler. Uno de los árbitros del juego pidió a los aficionados dejar de usarlo, la solicitud no fue atendida. El uso de estos artefactos ha sido frecuente en los partidos de la liga mexicana de fútbol. 

Habían pasado 11 años sin un enfrentamiento entre los corpulentos jugadores del fútbol americano profesional en México. El director de la NFL en México, Arturo Olivé, aseguró que era la oportunidad perfecta para que el país demostrara su capacidad para albergar más de un partido de temporada regular. “Todo tiene que salir a la perfección. Los equipos tienen que irse muy contentos de lo sucedido en México”, dijo el funcionario.

El primer partido de temporada regular de la NFL en este, estadio se celebró en 2005, entre los 49ers de San Francisco y los Cardenales de Arizona, partido al que asistieron 103.467 personas.

Las autoridades de la Ciudad de México estimaron que 300.000 personas estuvieron en las actividades del “Fan Fest” previas al partido el lunes 21.

Los organizadores de este juego de lunes por la noche fijaron los precios de las entradas con precios que van desde los 500 hasta los 6.000 pesos mexicanos (entre US$25 y US$300).

La NFL reportó que las localidades se agotaron en los primeros 10 minutos desde que salieron a la venta.

Pero los jugadores recibieron un memorando con las advertencias para prevenir incidentes de inseguridad en la capital mexicana, donde se registran altos índices de delitos como robos y asaltos.

Entonces cabe preguntarse si la NFL regresara a México o no, por los insultos, el láser y la seguridad personal de sus jugadores. 

 

Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /