DREAMERS EN COMPÁS DE ESPERA
Por Michel Leidermann

El futuro de los jóvenes Dreamers, que fueron traídos como menores de edad a Estados Unidos por sus padres indocumentados, es especialmente preocupante con la próxima presidencia de Donald Trump.

La situación se va a complicar para todos los indocumentados después de una campaña política que los usó para asustar a los votantes. Pero los Dreamers están especialmente expuestos por haber dado su información personal al gobierno federal para poder obtener los beneficios de DACA, y porque Trump ha hecho una de sus prioridades su eliminación.

Un panorama que tiene cierta apariencia positiva ante la reciente declaración de Trump en la que dice que “hay que hacer algo” por los Dreamers y que “humanitariamente es una situación muy dura”.

Las palabras sin acciones no valen nada. Pero es un cambio el que Trump reconozca la complejidad del caso de los Dreamers, como el que haya también haya aceptado que EE.UU.  necesita trabajadores extranjeros. Una declaración impensable durante la campaña.

 

EL COMUNISMO DEBERÍA MORIR CON FIDEL CASTRO

La muerte de Fidel Castro debería ser la despedida de la creencia de que el comunismo es una beneficiosa forma de sistema económico, pero en cambio, ha sido usado para celebrar a “un campeón de la justicia social”.

Los cubanos deberían estar listos a abandonar la desacreditada y económicamente desastrosa ideología del comunismo. Deberían esperar que la libre expresión, la libertad de prensa y los derechos humanos, se conviertan ahora en prioridad.

Castro un hombre que hizo a su país uno subordinado a Rusia y otros, más que uno independiente, demostró de forma concluyente por más de cinco décadas, que el comunismo es bueno sólo para una cosa: dejar en la miseria a toda una nación.

Los homenajes solo han llegado de los malcarados de siempre: los presidentes Nicolás Maduro de Venezuela, Evo Morales de Bolivia, y Rafael Correa de Ecuador. 

¿Cómo explicar las despreciables alabanzas hacia un brutal dictador que ejecutó a miles de cubanos? Lo explica un deliberado sentimiento antiestadounidense. Para muchos izquierdistas, la regla es “el enemigo de mi enemigo es mi amigo”. Con Fidel como enemigo de Estados Unidos, había que apoyarlo en lo que quisiera hacer.

Se celebra su longevidad (90 años) y cómo sobrevivió a tantos presidentes estadounidenses, sin consideración alguna de que su extenso gobierno fue la consecuencia de nunca haber celebrado elecciones libres.

Se esgrime la opinión según la cual el fin justifica los medios. Los sistemas cubanos de educación y salud son muy alabados, como si sus éxitos justificaran los abusos a los derechos humanos.

En el mundo actualmente abundan los ejemplos de países que se las arreglan para combinar la excelencia en la salud y la educación, con la democracia. De hecho, la Cuba pre revolucionaria

era un país relativamente bien acomodado, de ingresos medios, con riquezas comparables a las de los estados sureños de los Estados Unidos. Fue un trabajo duro y tomó mucho tiempo y compromiso de las empresas coordinadas por el Estado cubano, para destruir la prosperidad existente.

La razón más molesta es la grandilocuencia izquierdista por la violencia. Las revoluciones y las dictaduras son brutales y violentas. Para los defensores de Castro, estas no son más que infortunadas y lamentables consecuencias esenciales del cambio. 

El traje militar y el culto al ‘Che’ Guevara están indudablemente conectados al sentimiento según el cual el derrocamiento violento de un régimen, es un camino más fácil para la victoria, más que ganarse los corazones y las mentes por elecciones democráticas. 

 

Edición de esta semana
PLANES PARA ESTABLECER EL MUSEO DE LA HERENCIA LATINA EN LA CIUDAD DE HOPE
En la ciudad de Hope, la ciudad natal del ex presidente Bill Clinton, se están completando los planes para establecer un Museo de la Herencia Latina, una corporación sin fines de lucro.    / ver más /
La Diócesis Católica de Little Rock confirmó el jueves 27 que pagó $790.000 a cinco hombres que acusaron a un sacerdote de Arkansas que abusó sexualmente de ellos cuando eran ninos a principios de los años 70.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Trump ha convertido las amenazas y ultimátum en algo cotidiano, a menudo vía Twitter.   / ver más /