¿SON LAS MUJERES POLICÍAS MEXICANAS MENOS CORRUPTAS QUE LOS HOMBRES?
LA CULTURA MEXICANA ES MUY MACHISTA Y ALGUNOS EXPERTOS CREEN QUE LAS MUJERES SOLO HAN TENIDO MENOS TIEMPO PARA DESARROLLAR PATRONES DE CORRUPCIÓN
12516A.jpg

En estos momentos, la policía de tránsito del Estado de México está conformada exclusivamente por mujeres. Visten gorras, pantalones y camisas negras. Además, tienen un par de guantes blancos que cuelgan de sus cinturones junto a una máquina de tickets lista para imprimir las multas de los conductores que no cumplen la ley. Algunas han añadido un toque personal a su uniforme, puede ser esmalte de uñas o sombra de ojos.

Hace cinco años las autoridades decidieron que solo las mujeres deberían hacer el trabajo, porque son más confiables. Actualmente, hay cerca de 400 mujeres en la policía de tránsito.

La corrupción es un problema masivo en México. Le cuesta al país miles de millones de dólares al año y una mala reputación.

En el Estado de México, el más poblado del país y, al mismo tiempo, uno de los más pobres, es un problema aún mayor.

Pagar una “mordida” es el equivalente a pagar un 14% más de impuesto para alguien que vive en un hogar promedio, según un reporte de la organización Transparencia Internacional (Transparency International).

La directora de la Policía de Tránsito para el Estado de México es Rosalba Sánchez Velázquez. Ella ha trabajado en la policía por 25 años y fue ascendida a jefa de la fuerza en 2011, cuando fue implementada la política de “solo mujeres”.

“Se realizó un estudio que mostró que una mujer es más responsable y sabe qué pasa si hace mal las cosas”, dice ella.

“Había muchas quejas por corrupción, entonces el gobernador tomó la decisión de crear esta unidad compuesta solo por mujeres. Por cada 100 quejas que solía haber, ahora hay solo una o dos”.

“Lo que hemos visto en el caso de la policía es que 3 de cada 10 hombres son aprobados la primera vez que se presentan para formar parte de la policía, mientras que 7 de cada 10 mujeres pasan en el primer intento. Con lo cual, desde el punto de vista económico, es mejor emplear a las mujeres porque se reclutan mucho más rápido. Parece que las mujeres sí son menos corruptas. Pero es un asunto mucho más complejo que las diferencias entre hombres y mujeres. Es una cuestión estructural, por lo cual necesitamos cambiar la forma en que las instituciones funcionan” dice María Elena Morera, activista de seguridad pública.

Es posible que las mujeres se comporten de manera menos corrupta que los hombres sencillamente porque son nuevas en el puesto, argumenta la profesora Anne-Marie Goetz, de la Universidad de New York.

Con el tiempo, a medida que las mujeres se acomoden en sus puestos de trabajo, podrían volverse corruptas también.

La mayoría de la gente en México no ve un problema en sobornar y recibir sobornos porque pueden hacerlo. Las tasas de impunidad son superiores al 90%. Incluso, cuando las personas son descubiertas haciéndolo, no pasa nada.

La cultura mexicana es muy machista y algunos dicen que una iniciativa como esta no ayuda. Muchos expertos creen que las mujeres solo han tenido menos tiempo para desarrollar patrones de corrupción en instituciones públicas. Hay todavía mucha investigación por hacer para ver si las mujeres pueden convertirse en un arma para combatir la corrupción. 

 

Edición de esta semana
CLUB ROTARIO DE WEST LITTLE ROCK OTORGA BECAS A LATINOS 
El miércoles 13 durante su junta semanal regular, el West Little Rock Rotary Club a través de su Fondo de Educación y Beneficencia, entregó becas de estudios de $1.000 por semestre para el año académico 2018-19, a tres jóvenes estudiantes secundarios graduados que cumplieron con los requisitos de calificaciones, necesidad financiera, liderazgo, y servicios a la comunidad y/o escuela.   / ver más /
EL LATINO recibió la denuncia del padre de una alumna de la escuela Hall High de Little Rock, cuando se dio cuenta que, en el boletín escolar de la niña, no habían traspasado la mitad de sus créditos por los cursos completados.     / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Si puede, recuerde cuando usted era pequeño y recuerde cómo se sintió al estar separado de su madre y su padre. No solo jugando en el patio o en la calle o parque, incluso por un corto momento, sino verdaderamente perdido. Recuerde el pánico que sintió.   / ver más /