EL FICHAJE RÉCORD DEL ARGENTINO CARLOS TÉVEZ POR $100.000 AL DÍA
CHINA QUIERE CONVERTIRSE EN UNA SUPERPOTENCIA DEL FÚTBOL EN 2050
12570A.jpg

El fichaje del futbolista argentino Carlos Tévez por el Shanghái Shenjhua lo convierte en el mejor pagado del mundo. Fue una de las grandes figuras en la historia del club Boca Juniors de Buebnos Aires.

El delantero argentino jugará a partir de ahora en el club chino Shanghái Shenjhua, quien confirmó el fichaje de su nueva estrella en un traspaso que se estima superó los US$100 millones, incluido el estratosférico salario que estaría convirtiendo al Apache en el futbolista mejor pagado del mundo. Según las informaciones en la prensa británica, Tévez recibirá unos US$700.000 a la semana, lo que equivale a ganar US$75 por minuto.

Tévez llega a tiempo para reforzar al Shanghái Shenjua, entrenado por el uruguayo Gustavo Poyet, que el próximo 8 de febrero jugará un partido clave de clasificación para la Liga de Campeones asiática.

El Shenjua es uno de los dos clubes de la ciudad y en sus filas cuenta con los colombianos Freddy Guarín y Giovanni Moreno, además del nigeriano Obafemi Martins.

El otro club de Shanghai es el SIPG, entrenado por el portugués Andrés Villas-Boas, que hace una semana oficializó la contratación del brasileño Oscar en un fichaje que se estima también estuvo alrededor de los US$75 millones.

De hecho, el fútbol chino se ha convertido en uno de los actores de mayor peso en los movimientos del mercado de transferencias en los últimos 12 meses.

Los nombres de Tévez y Oscar hay que sumarlos a los de Hulk (US$58 millones del Zenit al Shanghai SIPG), Alex Teixeira (US$51 millones del Zenit al Shanghai SIPG), Jackson Martínez (US$42 millones del Atlético de Madrid al Guangzhou Evergrande) y Ramires (US$29 millones del Chelsea al Jiangsu Suning).

Pero ¿cómo hace un fútbol que está ubicado según la FIFA en el puesto 82 del mundo, para competir con las grandes ligas del fútbol europeo?

En primer lugar está el ambicioso proyecto del presidente del país, Xi Jinping de convertir a China en una superpotencia mundial para el 2050.

Para ello no ha escatimado esfuerzos ni dinero, destinando más de US$850 mil millones en infraestructura. China quiere convertirse en una superpotencia del fútbol en 2050.

Y la Superliga china (CSL, por sus siglas en inglés), que se creó en 2004, es el foco central de todo el proyecto, atrayendo a varias de las principales compañías en China.

La CSL firmó la última temporada un contrato por los derechos de televisión de unos US$1.25 mil millones por cinco años, cifra minúscula en comparación con lo que recibe la Liga Premier en Inglaterra, pero que tiene un gran potencial de crecimiento dada su presencia en el mercado asiático.

La ubicación geográfica y su exposición a una región con miles millones de personas hace que no necesite competir con las tradicionales ligas europeas o sudamericanas, y al ser la liga que está atrayendo a las figuras del fútbol es la que más atención está generando en el continente.

Más de la mitad de los estadios de los 16 equipos de la CSL tienen capacidad para más de 50.000 personas y al aumentar el espectáculo en las canchas, también va creciendo la presencia de aficionados en las gradas, promediando más de 20.000 espectadores por partido, cifra similar al de la Liga en España. 

 

Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /