LA LIGA DE FÚTBOL DE CHINA SE ROBA A LAS ESTRELLAS DE BRASIL
EN EL PASADO PERIODO DE CONTRATACIONES DE INVIERNO PREVIO AL INICIO DE SU CAMPEONATO LA LIGA GASTÓ US$344 MILLONES 

Brasil es el gran abastecedor de futbolistas extranjeros de la Súper Liga China, donde el balompié cada día cobra más importancia. Oscar, su más reciente incorporación para 2017, es el fichaje más caro de la historia del circuito cuando el club el Shanghai SIPG lo vistiera el 23 de diciembre con el manto del jugador más caro del gigante asiático, al poner en la mesa 62.4 millones de dólares por su traspaso. Se proyecta que el salario anual de Oscar será de alrededor de 20 millones de dólares.

El joven volante ofensivo de 25 años ahora pasó a su compatriota Hulk, quien el 29 de junio fue comprado también por el Shanghai SIPG por 58.1 millones de dólares. Ambos dejaron el fútbol europeo. 

12592B.jpg
Oscar

12592C.jpg
Hulk

Poco le duró el gusto al colombiano Jackson Martínez como la contratación más onerosa en la historia tras los $43.7 millones que el Guangzhou Evergrande acordó pagar al Atlético de Madrid el pasado 2 de febrero, porque tres días después el brasileño Alex Texeira firmó con el Jiangsu Suning por $52 millones, un poderoso motivo económico que lo llevó a despreciar las propuestas del Chelsea y el Liverpool para unirse a la competitiva y de primer nivel futbolístico Premier League Inglesa.

Hulk y ahora Oscar, sucedieron a Texeira y Martínez como los fichajes caros en la competencia fundada en 2004 y que se transformó en la bestia negra de los prestigiosos clubes europeos en la búsqueda de refuerzos.

El diario Mundo Deportivo, reportó que de los futbolistas no asiáticos que pueden participar en la Súper Liga China (cuatro por cada uno de los 16 equipos), 23 eran de origen brasileño antes de la contratación de Oscar.

Siete brasileños sobresalen entre los 10 mejores fichajes en los últimos dos años; algunos se olvidaron de buscar trayectorias exitosas en Europa como sucedió con el centrocampista Paulinho, quien dejó al Corinthians para ir al Tottenham en 2013, pero dos años después se unió al vigente campeón Guangzhou Evergrande, pero ya no volvió a jugar con su selección nacional, con la que estuvo por última ocasión en 2011.

El centro delantero Ricardo Goulart no figura en el listado de los fichajes bomba de la liga después de llegar procedente del prestigioso Cruzeiro al Guangzhou Evergrande por $18 millones, en 2015, cantidad que es modesta en contraste con lo que actualmente están ofreciendo las entidades asiáticas. Goulart es el actual goleador de la campaña 2016 con 17 dianas. Su productividad puede ser un buen impulso para que las dirigencias chinas sigan apostando por los brasileños luego de que en la temporada 2015 fue el segundo mejor artillero con 19 tantos, sólo superado por su compatriota Aloísio (22) con el Shandong Luneng Taishan.

Los equipos chinos ya mostraron que el dinero no es un problema cuando van en busca de refuerzos. En el pasado periodo de contrataciones de invierno fue la liga que más gastó en contrataciones y compra de jugadores previo al inicio de su campeonato al desembolsar $344 millones, de acuerdo con reportes del portal de internet Transfermarkt, especializado en traspasos e historiales de futbolistas, relegando a la poderosa Premier League inglesa que contrató por $263 millones. 

 

Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /