TIEMPO DE DESPERTAR
Por Michel Leidermann

El presidente Trump continúa tratando de gobernar nuestro país haciendo y diciendo cosas sin estar preparado o considerando las consecuencias de sus acciones. Este camino al azar está preocupando a nuestros aliados, enfureciendo a nuestros enemigos y asustando a la mayoría de los estadounidenses. 

Si republicanos y demócratas no se unen de manera bipartidista y controlan prontamente a Trump y a sus amigos, el daño que se está haciendo a nuestro país será tan severo, que puede llegar a estar más allá de una rectificación.

Corresponde al Congreso poner a nuestro país en primer lugar, y no subyugarse totalmente a las peroratas de Trump y a las condiciones partidarias.

 

DIFERENCIA ENTRE IZQUIERDA Y DERECHA

Entender la política en América es bastante simple. Los que están en la parte alta son la plutocracia (gobierno de los ricos), mientras que los líderes de izquierda y derecha, juguetean con sus respectivas bases para ganar votos. Los plutócratas  utilizan las cuestiones sociales como el aborto y el matrimonio homosexual para mantener a las masas distraídas de las cuestiones económicas. La población en general, ya sea alineada con la izquierda o la derecha, quiere básicamente las mismas cosas: acceso a atención médica, educación y seguridad económica. La diferencia es que la derecha quiere estas cosas sólo para su clase, mientras que la izquierda lo quiere para todos. Eso es básicamente la diferencia entre izquierda y derecha.

 

ESCUCHE SR. TRUMP

A dos meses de su presidencia, todavía no he visto su comportamiento adulto y sensato como mandatario. Así es que acá van algunos consejos en la esperanza de que beneficien a todos los estadounidenses.

Cálmese y deje de ser tan defensivo; Podría ser mejor dejar las comunicaciones con la prensa a los profesionales. Si desea una cobertura positiva, haga cosas positivas; ¿Quiere menos prensa que usted considera negativa? Deje de decir cosas falsas, engañosas, ofensivas, etc.; Piense antes de tweetear, o mejor aún, no tweetee en absoluto, ya tiene un trabajo, difícil y a tiempo completo. Acepte que la campaña ha terminado. Usted no tiene que ser el centro de atención todo el tiempo; Usar la retórica reaccionaria puede hacer que usted se sienta mejor, pero hace que todos nosotros nos pongamos bastante nerviosos y dudemos de su liderazgo.

 

LIBERTAD DE PRENSA 

Criticar a la prensa no es nada nuevo en la política estadounidense. Sin embargo, lo que estamos viendo con Trump, llegó a un nuevo nivel. Si bien siempre debemos mantener a los medios de comunicación siendo responsables y honestos, criticar a medios de comunicación respetables como publicando solamente “noticias falsas”, simplemente porque hacen preguntas difíciles, no sólo es infantil, sino también peligroso. Las democracias necesitan una prensa activa y libre. Si la confianza pública en la prensa libre se erosiona, entonces habrá una observación menos efectiva sobre los gobernantes.

Trump, twitteó en febrero que los medios de comunicación Tson el enemigo del pueblo estadounidenses, una afirmación inaceptable en las democracias que funcionan apropiadamente. Desde la renuncia del presidente Nixon (1969 a 1974), no hemos visto tal animosidad de un presidente hacia la prensa. 

 

Edición de esta semana
DEBATE BILINGÜE ENTRE CANDIDATOS A ALCALDE DE LITTLE ROCK 
Un debate en el que participaron candidatos a la alcaldía de Little Rock, fue organizado por Rolando Ochoa de la cadena de televisión Univisión-Little Rock, Cesar Ortega pastor de la organización de servicio comunitario basado en la fe cristiana City Connections, y Michel Leidermann, director del periódico en español El Latino. El debate se realizó a las 7 PM del lunes 29 en la iglesia South City ubicada en la Baseline Rd con la I-30 en el Southwest de la ciudad.   / ver más /
El Obispo Anthony Taylor de la Diócesis de Little Rock, publicó una segunda carta el martes, 23 de octubre, actualizando información sobre la actual crisis de abuso sexual por clérigos y la ayuda para las víctimas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Cuando los jóvenes de la antigua Atenas alcanzaban la edad de 17 años, se marcaba un momento en el que pasaban de ser jóvenes a ser considerados hombres responsables para la toma de decisiones sobre la ciudad. De ahí en adelante se les permitía el ingreso a las filas militares para luchar en la guerra.    / ver más /