LAS LOCURAS DE HOY
Por Michel Leidermann

A pesar de todas las locuras que están ocurriendo, los estadounidenses han estado atentos al gobierno de Trump, con toda su malévola incompetencia. Empezando por los tuits matutinos hasta las noticias del día y los programas de comediantes nocturnos, muchos observan, se inquietan, se mofan y después se van a dormir, algunas veces con sobresaltos.

Otros se quedan despiertos, pensando que podrían perder a su familia, su empleo y su hogar. El presidente los ha denigrado llamándolos criminales, aunque no lo sean. Son personas que han tratado de construir vidas honestas en Estados Unidos y de pronto, son tan temibles como los criminales. Esperan ansiosos los golpes en la puerta, a los agentes de la Migra, las esposas, y la cárcel. Son personas a quienes les aterra que el gobierno estadounidense los encuentre, o a sus padres o a sus hijos, que les pida sus papeles y se los lleve.

Cerca de 11 millones de personas viven sin documentos en este país. De repente, por un decreto presidencial, todos son prioridades de deportación, todos son presuntos delincuentes, a todos se les amenaza con destruir sus vidas, y las de su familia. Su fin podría llegar en cualquier momento.

Esta no es una representación abstracta ni caprichosa. No son noticias falsas. Se trata del Estados Unidos de hoy.

Los defensores de Trump dicen que las actuales cifras de detenciones son similares a las del presidente Barack Obama. Tal vez sea cierto, pero hay un mar de diferencias. Las promesas de campaña de Trump, sus órdenes ejecutivas en materia de inmigración, incluyendo su prohibición a viajeros de ciertos países musulmanes, tienen un común denominador. Reflejan su falta de juicio, de sentido común, su rechazo a prioridades de cumplimiento de la ley que hagan énfasis en la seguridad pública y el respeto a la constitución.

Esa visión de Trump, que comenzó a delinear en su campaña, cuando difamó a todo México, llamándolo exportador de violadores y de narcotraficantes, y a toda una religión, el islam, como un nido mundial de asesinos, ha llevado las ideas de extrema derecha, con su cepa nacionalista blanca, a la Casa Blanca.

Han defendido las mentiras de Trump: que los inmigrantes son una amenaza, cuando son un beneficio. Que los homicidios están al alza, cuando están disminuyendo. Que los refugiados ingresan sin trabas al país, cuando son las personas que pasan por el examen más estricto para entrar. Que esos inmigrantes y refugiados son terroristas, cuando son los que están soportando el terror. Hay mucho por hacer y poco tiempo. El Congreso no es una garantía. Los demócratas son minoría, pero hasta ahora su resistencia es simbólica. Los republicanos están divididos principalmente entre aquellos que evitan el tema y los que vitorean a Trump.

El sentimiento anti-santuario, antiinmigrante y anti-asilo no solamente se limita al poder ejecutivo federal. Los gobernadores y legislaturas de los estados republicanos bloquearán los fondos de las ciudades que están a favor de los inmigrantes, y sumándose a la causa populista de Trump. Esta batalla tiene muchos frentes.

Ente las armas disponibles, además de los tribunales y la constitución, está el poder popular. Las protestas y las acciones públicas incentivarán a los demás a participar y les infundirán ánimo a los más vulnerables. Si los senadores y diputados pueden mostrarse valientes entonces las iglesias, las universidades, las escuelas, las organizaciones de caridad, los sistemas de salud, las empresas, los productores agrícolas y los artistas lo harán también.

¡SI SE PUEDE! 

 

Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /