EL MOVIMIENTO INDEPENDENTISTA MEXICANO EN CUATRO ETAPAS
13411A.jpg

LA PRIMERA, desde el Grito de Dolores hasta la batalla del Puente de Calderón en 1811, donde la muchedumbre dirigida por Hidalgo, con su famoso estandarte guadalupano, peleaba con más pasión que estrategia. En este momento llegó a la batalla con unos 100 mil hombres, todos ellos criollos, indios, mestizos o pertenecientes a las llamadas castas. 

LA SEGUNDA con José María Morelos y Pavón desde principios de 1811 hasta la toma del fuerte de San Diego en Acapulco, en agosto de 1813. En este período los insurgentes se anotan varios triunfos militares.

LA TERCERA se caracteriza por un desorden. Con la muerte de Morelos hay cierto vacío en el mando insurgente y los realistas, al mando del temible Calleja logran rehacerse y recuperar la ofensiva. En este período se rinde el último reducto insurgente de importancia y los realistas han ganado la guerra. Este periodo terminaría hasta febrero de 1821 cuando se firma el Plan de Iguala.

LA CUARTA, transcurre del 24 de febrero hasta el 27 de septiembre de 1821 cuando el Ejército Trigarante, al mando de Agustín de Iturbide, entra triunfante a la Ciudad de México, compuesto principalmente por la totalidad del ejército realista, ya convertido, y los últimos insurgentes, todos ellos formarían el ejército mexicano. 

 

Edición de esta semana
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
¿Quién sabe exactamente lo que las etiquetas políticas significan? Si un liberal apoya la atención médica asequible para todos, la educación pública de calidad para todos, la reducción de la disparidad de ingresos, una fuerte defensa nacional basada en el liderazgo estadounidense en una coalición de naciones comprometidas con la democracia y los derechos humanos en todo el mundo, entonces es tildado de socialista.   / ver más /