Football primero, educación segundo
Por Michel Leidermann
Ahora que la temporada de football ya comenzó, es fácil darse cuenta que lo más importante para los arkansonianos es su football y sus idolatrados Razorback, el equipo de la Universidad de Arkansas en Fayetteville (UA).
El empleado con el salario estatal más alto en todo Arkansas, es Houston Nutt, entrenador principal de football de UA. Gana un sueldo de $329.644 más otros beneficios por $710.000 adicionales, totalizando ingresos anuales de $1,039.644.
Junto con él, por supuesto, están el entrenador de baloncesto de UA, que gana $752.343 por año, y el coordinador defensivo de football que gana $300.000. Once otros entrenadores de UA también reciben entre $285.000 y $150.000.
Hasta ahora nadie me convence que el atletismo es lo más provechoso para mejorar la calidad de nuestro estado.
El año pasado el War Memorial Stadium en Little Rock gastó más de $1 millón para mejorar el pasto de su campo de juego, instalar una nueva pantalla de video de 22x50 pies, y ampliar el marcador en 20 pies en ambos extremos. Los Razorbacks solamente juegan 2 partidos cada año allí, y si fuera por el director atlético de UA, Frank Broyles (sueldo $286.280), no se jugaría ninguno.
De los 245 distritos escolares de Arkansas, 194 han dicho que necesitan más maestros de matemáticas y ciencias. Aún cuando muchos salarios docentes fueron aumentados recientemente, todavía no se les paga lo suficiente ni lo justo. Muchos universitarios que se gradúan como maestros, se van a otros estados porque les pagan más que en Arkansas. Además, después de 5 años de enseñar, muchos docentes jóvenes por todo el país, dejan la profesión.
El viejo estadio de football en Fayetteville también fue modernizado. El costo de la reconstrucción fue $110 millones. Su nueva pantalla de video tiene 31x107 pies. Para ocupar una de las nuevas “suites”, hay que pagar $75.000 anuales y luego $35 por persona para ver cada partido. Un asiento regular, cuesta $200 por año, más $35 por partido.
El examen académico nacional SAT para entrar a las universidades, es el más apreciado por los graduados de High School para evaluar lo que han aprendido. Es verdad que los resultados del SAT en Arkansas mejoraron este año, pero solamente 5% de los graduados de secundaria tomaron la prueba.
Un promedio de 65% de los jugadores del football universitario en EUA se graduó el año pasado de su propia universidad. También el año pasado, sólo 55% de los jugadores de UA se graduaron, el mayor porcentaje que ningún otro año.
Sin embargo los alumnos en 274 escuelas de Arkansas no pudieron el año pasado, aprobar los niveles mínimos académicos estatales. En julio, el Departamento la Educación de los EUA advirtió a Arkansas, que a más de la mitad de los 450.000+ estudiantes en la escuelas públicas del estado, no se les enseñaban las materias fundamentales.
Las buenas noticias son que últimamente la legislatura ha dispuesto más dinero para la educación - no solo construcción de edificios, sino mejorar los sueldos de los maestros y comenzar cursos pre escolares para niños de 3-4 años de familias pobres, siguiendo una idea sugerida por Arkansas Advocates for Children and Families.
Pero al mismo tiempo las peores últimas noticias son que muchas High Schools han decidido a enseñar a sus alumnos lucha libre y bowling, como deportes de invierno.

¿Y los estudios qué?.
Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /