LOS XOLOS DE TIJUANA DECIDIEROM ABRIR LA FRONTERA HACIA ESTADOS UNIDOS
MICHAEL OROZCO Y JOE CORONA DE LOS XOLOS TIENEN LA DOBLE NACIONALIDAD

El fútbol en México se escribe en mayúsculas y todo lo relacionado con el deporte se suele sobredimensionar. De allí que cuando el modesto conjunto Xolos de Tijuana decidió cruzar la frontera en busca de jóvenes talentos hubo una gran suspicacia en el entorno futbolero mexicano.

A fin de cuentas, hasta la fundación del equipo en 2007 había un consenso no escrito que en México sólo valía el futbolista mexicano o las estrellas que llegaban de países con tradición futbolera, sea desde Sudamérica o del otro lado del océano Atlántico. También hubo contadas excepciones de otras partes del mundo, pero nunca desde Estados Unidos.

No había razones para ir a buscar a un país considerado inferior en el panorama futbolístico internacional. Pero los Xolos tuvieron otra idea y vieron al otro lado de la frontera una oportunidad para crecer y trascender más allá de los límites de la cancha.

Fue así que dada su peculiar ubicación geográfica, no sólo se convirtieron en los representantes de Tijuana y México, sino que también pasaron a ser un club con una importante cantidad de seguidores en Baja California y otros Estados.

En el proceso, los Xolos abrieron una academia en Chula Vista, ciudad al sur de San Diego, y poco a poco fueron aumentando su penetración en Los Ángeles y otras ciudades, reclutando a jóvenes jugadores estadounidenses de origen mexicano. La expansión de los Xolos por Estados Unidos no se ha detenido y ya cuenta con academias hasta en Nueva Jersey, a más de 5.000 kilómetros de Tijuana.

No pasó mucho tiempo para que otros equipos, como Chivas de Guadalajara y el América, los dos gigantes del fútbol mexicano, siguiera sus pasos.

Un ídolo a los dos lados de la frontera es Joe Corona, futbolista nacido en Estados Unidos de padre mexicano y madre salvadoreña que lleva jugados más de 170 partidos con la camiseta rojinegra del club de Tijuana. Consciente del menosprecio al jugador estadounidense, así sea de origen mexicano, Corona nunca pensó en jugar en México, pero su deseo de convertirse en futbolista profesional lo llevó a probar suerte en los Xolos. “Recuerdo que al hablar con uno de los entrenadores me dijo que tenía potencial, que querían que me quedara”, contó. “Fue un mes de pensar si debía quedarme en la universidad San Diego State (donde jugaba becado) o si debía probar en México, tratar de ayudar al equipo a ascender a la primera división y hacer mi sueño realidad”. Eligió la segunda opción y el tiempo le dio la razón.

El atractivo del jugador estadounidense de origen mexicano es que cuenta con la doble nacionalidad, por lo que no ocuparía una de las plazas para jugadores extranjeros. 

Michael Orozco es otro de los jugadores estadounidenses de origen mexicano que juega en Tijuana. 

Otro es el caso de David Riano, de 14 años de la academia de los Xolos en Nueva Jersey. “Tenía como 10 años cuando comencé a jugar fútbol. Fue difícil al principio porque no lo disfrutaba tanto y no era tan bueno, había gente con verdadero talento allí, por lo que no fue fácil”, reconoció. Pero Riano se ha convertido en uno de los prospectos más interesantes de la academia y ya hay conversaciones de enviarlo a entrenar con el primer equipo. 

 

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /