TRUMP RESPALDA AL CANDIDATO DE ALABAMA AL SENADO ACUSADO DE ABUSOS SEXUALES A MENORES
EL PRESIDENTE ACEPTA LA DEFENSA DEL ULTRADERECHISTA ROY MOORE Y DICE QUE NO QUIERE A VER A UN DEMÓCRATA OCUPANDO EL ESCAÑO
13691A.jpg

En pleno temporal por los casos de acoso sexual, el presidente Trump abandonó su mutismo y respaldó al candidato conservador al Senado por Alabama, Roy Moore, acusado de abusos a menores.

El caso de Roy Moore, alias La Roca, contiene demasiadas espinas. Abuso, sexo, menores. Una bomba que enloda a quien lo toca. Y del que quedan pocas dudas.

El fiscal general, Jeff Sessions, ha dado por buenos los testimonios de las acusadoras; el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, ha exigido públicamente que Moore se retire de la contienda electoral (“creo en las mujeres”, ha dicho), y el propio presidente de la bancada republicana en la Cámara Alta, Paul Ryan ha amenazado con expulsarle si resulta elegido, algo que no sucede desde hace 150 años, y la propia hija del presidente, Ivanka Trump aseguró que hay un “lugar especial en el infierno” para los depredadores de niños y dijo que no tiene ninguna razón para dudar de las acusaciones de las mujeres que dicen haber sido acosadas en la adolescencia por Moore,

Raras veces se ha visto tanta unanimidad en la condena. Pero nada de ello ha servido. El fundamentalista evangélico Moore sigue en campaña.

Durante años ha hostigado a los moderados y proclamado una fe ciega en el Señor. Como presidente de la Corte Suprema de Alabama prefirió renunciar al cargo antes que retirar el monumento de granito de los Diez Mandamientos que presidía su sala de vistas. Lo mismo ocurrió en 2016 cuando ya reincorporado, el Supremo le tuvo que expulsar por negarse a aceptar los matrimonios homosexuales.

Una investigación de The Washington Post sacó a la luz que en 1979, cuando Moore tenía 32 años, había tenido relaciones sexuales con una chica de 14. Una conducta que las leyes de Alabama penan como abuso sexual y que con agravantes puede acarrear hasta 10 años de cárcel. De poco valió que afloraran más casos y que se aventara su pasado como merodeador de menores en los centros comerciales. El candidato se aferró a su biblia, se abrazó a su esposa y se rodeó de predicadores. No pensaba retirarse. Todo era mentira.

O como señaló su amigo, el auditor estatal de Alabama, Jim Ziegler: “No hay nada aquí. María era una adolescente y José un carpintero. Y fueron los padres de Jesús” (Pero se olvidó que según la biblia María era virgen y no tuvo relaciones en la inmaculada concepción…).

Y Moore tiene de su lado las encuestas. Junto al fervor de sus bases locales en Alabama, un estado esencialmente conservador.

Lejos de sumarse al coro de voces republicanas que piden la dimisión de Moore, Donald Trump afirmó el martes 21 a los periodistas “Una cosa puedo decir: no necesitamos un liberal, un demócrata ahí. Moore niega las acusaciones, asegura que nunca ocurrió. Y hay que escucharle”. Sus palabras fueron entendidas como un respaldo a Moore y se atribuyeron al miedo a perder una posición clave en el Senado, donde la mayoría republicana es exigua (52 escaños contra 48) y ni siquiera descartó hacer campaña por este ultraderechista. 

 

Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /