TRUMP Y LA GUARDIA NACIONAL 
 Por Frank Sharry, Director Ejecutivo de America’s Voice. Aprovechando el poder de las voces y los valores estadounidenses para lograr una reforma migratoria de sentido común
14194A.jpg
Frank Sharry

Recuperándose de las críticas de Ann Coulter, la comentarista ultraconservadora y de Fox News, Donald Trump parece pensar que la presidencia es un “reality show” y que es hora de presentar un episodio donde él figura como el hombre fuerte que toma acciones decisivas. Desafortunadamente para él, la presidencia no es un “reality show”; él ya ha demostrado lo incompetente que es en su trabajo; y la “acción decisiva” que promete es un idiota y derrochador truco publicitario. En todo caso, este episodio ejemplifica perfectamente el obvio hecho de que Trump no sabe hacer su trabajo.

Esta decisión no tiene nada que ver con seguridad fronteriza. Los hechos son los siguientes: los cruces fronterizos no autorizados están a su nivel más bajo en 46 años. Los compromisos bipartidistas de los cuatro gobiernos previos han llevado a una enorme inversión en tecnología, infraestructura y agentes de la Patrulla Fronteriza. Esto, sumado al crecimiento económico en México, ha derivado en una reducción significativa en las detenciones fronterizas. Dado el hecho de que las leyes estadounidenses y el sentido común prohíben el despliegue de soldados —entrenados para utilizar la fuerza contra enemigos en el exterior— para realizar labores domésticas de aplicación de las leyes, los guardias nacionales enviados a la frontera terminarán desempeñando solo vigilancia.

No, esta decisión es sobre la incompetencia y el narcisismo de Trump. Está enojado porque él y su compinche Stephen Miller recientemente obstruyeron un acuerdo bipartidista que habría dado $25 mil millones en fondos para su estúpido muro fronterizo a cambio de aprobar el Dream Act. Está molesto de que el Congreso negociara un plan de gastos federales sin los fondos pedidos por él para dicho muro. Y se siente incómodo porque ni siquiera se dio cuenta de cuán equivocado fue hasta que compañeros trumpistas se lo aclararon tras firmar la ley de gastos. 

La maniobra de Trump y la Guardia Nacional es simplemente estúpida. Sí, es un escandaloso desperdicio de dinero. Sí, es un abusivo uso de nuestras capacidades militares. Y sí, también fue así cuando Bush y Obama lo hicieron. Pero no nos engañemos. Se trata esta vez de la incompetencia, la petulancia y la xenofobia de Trump. Puede hacer este movimiento de la Guardia Nacional porque, después de todo, es el presidente. Pero los votantes tendrán su oportunidad en noviembre. Esperamos y confiamos en que la aprovechen”. 

 

Edición de esta semana
ESTUDIANTES LATINOS DE “UCA” MIRAN CON OPTIMISMO SU FUTURO
La Universidad de Arkansas Central (UCA) es una universidad pública en Conway, una de las más antiguas de Arkansas fundada en 1907 como la Escuela Normal del Estado de Arkansas. Actualmente UCA ocupa más de 120 edificios dentro de sus 356 acres (1.44 km2).   / ver más /
Por Michel Leidermann El Proyecto de Ley 1552 de la Cámara de Representantes (HB 1552) que permitiría a la Junta de Enfermería de Arkansas otorgar licencias para trabajar a los graduados beneficiarios de DACA, fue aprobado por unanimidad en el pleno de la Cámara el lunes 11 después de haber sido aprobado por su comité de Salud Pública el jueves 7. El HB 1552, fue patrocinado por la Representante Megan Godfrey (D-Springdale), y pasa ahora a la votación del comité del senado que de aprobarlo pasaría a votación del pleno en el Senado.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
“Socialismo” es un rótulo que ha sido adoptado por algunos demócratas en su postura actual. Los republicanos están utilizando el mismo término para asustar a los más conservadores.   / ver más /