ESTADOUNIDENSES DESPERDICIAN CASI UN CUARTO DE LOS ALIMENTOS QUE COMPRAN AL AÑO
EL DERROCHE DEJA A MUCHOS CON HAMBRE Y EMPOBRECE A LA POBLACIÓN Y SUPONE UN PELIGRO AL MEDIO AMBIENTE
14237A.jpg

En Estados Unidos se tiran cerca de 40 millones de kilos de comida al año pero sólo la mitad de los ciudadanos son conscientes de que este desperdicio está dañando al país.

Los resultados de un estudio publicado en la revista científica PLOS ONE identificó cómo y por qué los residentes de EE.UU. hacen esto. Para llegar a sus conclusiones, los expertos encuestaron a 500 personas por todo el país en julio del año pasado y de esa manera analizar sobre sus costumbres a la hora de comprar comida, comer y tirar lo que sobra.

Los resultados mostraron que la mayoría de los encuestados no se preocupaban lo suficiente por la comida que malgastaban y el 90% creían desperdiciar menos comida que el resto. De hecho, el 42% no creían que el desperdicio significaba una pérdida económica y que no tenían tiempo para preocuparse de ello. El 77% de ellos se sentían culpables al tirar comida, pero sólo el 58% reconoce que sabe que los desperdicios son perjudiciales para el medio ambiente.

La mayoría del derroche se debe a que los consumidores no quieren comprar o comer productos que no sean ‘perfectos’, según Imperfect Produce, una organización de California que se ocupa de recoger la fruta y verdura que no es cosméticamente ideal y la vende por un precio más barato.

Los investigadores aseguran que el desperdicio de alimentos es la mayor fuente de residuos sólidos municipales en los EE.UU. y la más destructiva para el planeta ya que es la que más gases de efecto invernadero emite.

Más de la mitad de los encuestados admitieron que les sería difícil reducir el desperdicio en sus propios hogares pues les gusta comprar en grandes cantidades y, por eso mismo, terminaban malgastaban tanto.

Según el Instituto de Recursos Mundiales una familia estadounidense de cuatro personas gasta un promedio $1,600 al año en alimentos que no comen. 

Desgraciadamente este no es sólo un problema de EE.UU. o el mundo desarrollado. Otras partes del mundo también están siendo afectadas, pues cerca del 51% de la comida que se usan en los restaurantes y en las casas del mundo desarrollado se desperdician.

El 53% de los cereales como el trigo, el maíz y el arroz que se producen el mundo que se desperdician también. Además, el 64% de la comida que se vende en las tiendas se desperdicia incluso antes de ponerse al mercado.

Además 173 mil millones de metros cúbicos de agua se utilizan para el cultivo de alimentos desperdiciados. Esto representa el 24% de toda el agua que se usa para la agricultura en el mundo (Cifras del Instituto de Recursos Mundiales, 2013).

Las frutas y los vegetales, con un 39%, encabeza la lista de alimentos malgastados, seguido por los lácteos (17%), la carne (14%) y los cereales (12%). Los productos con menos posibilidades de acabar en el cubo de la basura son los snacks salados, los aceites de mesa, los platos con huevo, los dulces y los refrescos.

Las soluciones para erradicar este problema van desde educar a los consumidores para preparar y guardar la fruta fresca y las verduras, revisar las fechas de vencimiento, motivar a la gente a comprar productos estéticamente imperfectos y realizar un esfuerzo para prevenir el desperdicio alimenticio en los programas de sustentabilidad del gobierno. 

 

Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /