Cada vez más latinos son dueños de su casa
1549A.jpg
El porcentaje de latinos que compra casa en EUA ha aumentado 21 puntos en una década y se espera que para el año 2012 los latinos representen el 40% de las personas que compran vivienda por primera vez.
Estos datos los ofrece el diario “The Star-Ledger” de Nueva Jersey en un reportaje sobre el considerable incremento de compradores latinos en un momento en que el mercado inmobiliario está estancado en casi todo el país.
DataQuick, una compañía de información inmobiliaria de San Diego, california, hizo un recuento de los archivos públicos en 37 estados y encontró que un 14.6% de todos los compradores de casa tenía apellido latino, comparado con el 10.3% de hace cinco años.
En Nueva Jersey, el cambio es más dramático, según el diario. En el 2005, sólo un apellido latino -Rodríguez- aparecía en la lista de los cinco nombres más comunes entre los compradores de viviendas. Hoy, tres de los cinco apellidos más frecuentes son Rodríguez, González y García.
No obstante este importante aumento de los compradores latinos, sólo un 49% de la población latina es dueña de su propia casa, muy por debajo del promedio nacional del 72%, según cifras del Instituto de Estudios Latinos de la Universidad de Notre Dame.
Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /