TRUMP SUBE LOS ARANCELES A PRODUCTOS CHINOS TALES COMO JUGUETES, TELÉFONOS INTELIGENTES Y ROPA.
LAS ACCIONES DEL PRESIDENTE ESTÁN AFECTANDO A LAS EMPRESAS Y LA ECONOMÍA ESTADOUNIDENSE
15959A.jpg

La escalada de la guerra comercial entre Estados Unidos y China preocupa a los expertos y podría afectar, entre otros, a sectores de consumo como juguetes, teléfonos inteligentes y ropa.

Trump dijo que, desde el 1 de octubre, elevará los aranceles de las importaciones chinas por valor de US$250.000 millones del 25 al 30% en represalia a los gravámenes sobre bienes de EE.UU. con que respondió China por valor de US$75.000 millones en respuesta también a otros gravámenes estadounidenses anunciados a principios de agosto, y Trump denunció la “injusta relación comercial”.

También anunció que gravará otras importaciones chinas por valor de US$300 mil millones a una tasa del 15%, en lugar del 10% que había planeado inicialmente. Esos aranceles entrarán en vigencia el 1 de septiembre.

Detrás de la brusquedad se encuentra una realidad emergente: que el tipo de guerra comercial que Trump una vez calificó como “fácil de ganar” está resultando ser más difícil y económicamente más perjudicial de lo que el presidente había previsto.

Los rígidos aranceles de Trump sobre los productos chinos se han topado con impuestos recíprocos, lo que ha perjudicado a los agricultores y las empresas estadounidenses y ha contribuido a una desaceleración mundial.

Los grupos empresariales reaccionaron con profunda preocupación y rechazaron la noción de que las empresas estadounidenses romperían los lazos con China por exigencia de Trump.

Los minoristas dijeron que las acciones del presidente están afectando a las empresas y la economía estadounidense.

Los agricultores, que han sido los más afectados por las represalias de China, dijeron que las tácticas de Trump solo estaban empeorando las cosas.

Trump argumentó que “durante muchos años” China y otros países “se han aprovechado de EE.UU. en materia de comercio, robo de propiedad intelectual y mucho más”. El mandatario consideró que las anteriores presidencias “han permitido que China tomara ventaja” y eso, según él, se ha convertido en una “gran carga” para el contribuyente estadounidense. “Como presidente, ¡ya no puedo permitir que esto suceda! En el espíritu de lograr el comercio justo, debemos equilibrar esta relación comercial muy injusta”, agregó.

Además, en sus mensajes por Twitter a las empresas estadounidenses los intimó para que busquen “alternativas” a trabajar en el gigante asiático desplazando sus fábricas a otros países. 

 

Edición de esta semana
NOSOTROS
Por Michel Leidermann
El estado actual de nuestra sociedad revela una sombría realidad. La cantidad de muertes por virus en EE.UU. se eleva sin cesar hacia los 100.000.   / ver más /
El gobernador Asa Hutchinson anunció que el recuento oficial de casos en Arkansas aumentó a 7.818 el martes 2. El número de muertes atribuidas a covid-19 llegó a 136.   / ver más /