Arkansas se encuentra en zona peligrosa de terremotos
Por Michel Leidermann
1868A.jpg
Un terremoto en principio, es un movimiento fuerte de la tierra causado por una liberación de energía que se ha acumulado durante mucho tiempo.
La corteza de la tierra está conformada por una docena de placas de, aproximadamente, 70 km de grosor, cada una con diferentes características físicas y químicas. Estas placas (tectónicas) se están acomodando en un proceso que lleva millones de años y han ido formando a la superficie de este planeta.
También han originando los continentes y los relieves geográficos en un proceso que todavía no se ha completado. Se lo puede llamar movimiento sísmico, temblor de tierra o terremoto y se produce por el movimiento de las placas tectónicas de la Tierra es decir cuando éstas chocan entre sí, y se puede medir a través de un instrumento llamado sismógrafo.
Habitualmente estos movimientos son lentos e imperceptibles, pero en algunos casos las placas tectónicas chocan entre sí en las profundidades de la Tierra, impidiendo así su desplazamiento. A consecuencia, una de las placas se mueve de forma brusca contra la otra rompiéndola, y de esta manera se libera una cantidad variable de energía que origina este fenómeno.
Las zonas en que las placas ejercen esta fuerza entre ellas, se denominan fallas, y son los puntos en donde con más probabilidad se producen los terremotos.
El hipocentro (o foco) es la región del interior de la corteza terrestre donde tiene su origen un movimiento sísmico. Éste puede ser de tres formas:
- Superficial: cuando ocurre en la corteza de la Tierra (hasta 70 km de profundidad).
- Intermedio: cuando ocurre entre los 70 y los 300 km de profundidad.
- Profundo: cuando es de mayor profundidad (el centro de la Tierra se ubica a unos 6.370 km de profundidad).
El epicentro es el punto de la superficie de la Tierra donde un terremoto es más intenso.
Sin embargo, también se pueden producir terremotos lejos de estas zonas debido a: la actividad subterránea de un volcán en proceso de erupción, la actividad del hombre a través de experimentos nucleares o la fuerza del agua acumulada en presas o lagos artificiales.
La medición de terremotos se realiza con un instrumento que se llama sismógrafo, el cual registra la vibración de la Tierra producida por el terremoto. Está destinado a señalar la hora, la duración y la amplitud de los sismos.
Este instrumento registra dos tipos de ondas: las superficiales, que viajan a través de la superficie terrestre y que producen la mayor vibración de ésta y las centrales o corporales, que viajan a través de la Tierra desde su profundidad.
El estudio de los terremotos se denomina Sismología y es una ciencia relativamente reciente. Hasta el siglo XVIII los registros objetivos de terremotos son escasos y no había una real comprensión del fenómeno. De las explicaciones relacionadas con castigos divinos o respuestas de la Tierra al mal comportamiento humano, se pasó a explicaciones pseudo-científicas como que eran originados por liberación de aire desde cavernas presentes en las profundidades del planeta.
El primer terremoto del que se tenga referencia ocurrió en China en el año 1177 A de C. Existe un Catálogo Chino de Terremotos que menciona unas docenas más de tales fenómenos en los siglos siguientes.
En la Historia de Europa el primer terremoto aparece mencionado en el año 580 A de C, pero el primero claramente descrito data de mediados del siglo XVI.
Los terremotos más antiguos conocidos en América ocurrieron en México, a fines del siglo XIV y en Perú en 1741, aunque no se tiene una clara descripción de sus efectos.
Desde el siglo XVII comienzan a aparecer numerosos relatos sobre terremotos, pero parece ser que la mayoría fueron distorsionados o exagerados.
En Norteamérica se reporta una importante serie de terremotos ocurridos entre 1811 y 1812 cerca de el pueblo de New Madrid en el estado de Missouri, destacándose uno de magnitud estimada alrededor de los 8 grados.
La mañana del 16 de Diciembre de 1811, el 23 de Enero y el 7 de Febrero de 1812 hubo terremotos considerables en la zona, especialmente el último mencionado, cuyas réplicas duraron meses y fue sentido en zonas tan lejanas como Denver y Boston.
Arkansas fue afectada por estos terremotos pero por no estar tan poblada entonces, no se registraron demasiadas muertes o daños.
No ocurrió lo mismo en 1906 cuando en San Francisco se produjeron más de 700 víctimas y la ciudad fue arrasada por el sismo y el incendio subsecuente en el mayor terremoto de la historia de EUA. 250.000 personas quedaron sin hogar.
En Alaska, el 27 de Marzo de 1964 se registró un terremoto de aún mayor energía, pero por ser una zona de poca densidad demográfica, los daños en la población no fueron tan graves, registrándose sólo 107 personas muertas, lo que no es tanto si se considera que el terremoto fue sentido en un área de 500.000 millas cuadradas y arrancó los árboles de la tierra en algunas zonas.
¿Cuando ocurrirá el próximo sismo? Esta es la pregunta que más frecuentemente le hacen a un sismólogo.
En general es fácil contestar esta pregunta: ¡Ahorita! Porque en cada momento, ocurre un sismo, sea pequeño o grande, en algún lugar de la tierra. Anualmente se registran millones de sismos en todo el mundo.
Otra cosa es preguntar: ¿Cuando ocurrirá el próximo terremoto en Arkansas?
Buscando métodos para la predicción de terremotos los científicos tratan de medir parámetros que directa o indirectamente tienen que ver con el proceso de la deformación telúrica, con los cambios físicos y químicos en la corteza terrestre que señalan que la falla se acerca a su límite de resistencia.
Los científicos han observado que el cambio del comportamiento de los animales, se basan en la idea de que estos presienten los cambios físicos y químicos porque son más sensibles que los humanos.
Otra idea usada para la predicción, es que podría existir un ciclo sísmico, es decir que en un determinado lugar los sismos fuertes se repitan en períodos regulares.

La Falla Nueva Madrid en Arkansas
La falla Nueva Madrid se encuentra en la zona central de Valle del Mississippi extendiéndose por el Noreste de Arkansas, Oeste de Tennessee, Oeste de Kentucky y al Sur de Illinois.
Cruza cinco Estados, corta al río Mississippi en tres partes y el río Ohio en dos partes y es una falla que está muy activa con una media de unos 200 eventos sísmicos al año. Históricamente esta área ha sido la que ha producido los mayores terremotos en América del Norte.
La zona sísmica Nueva Madrid lleva ese nombre por la ciudad New Madrid en Missouri, que fue el epicentro de los grandes terremotos en 1811 y 1812,
Siempre se tiende a pensar que California y Alaska son los lugares donde suceden los mayores terremotos, pero el hecho es que el centro de los Estados Unidos es el epicentro de poderosos terremotos
En este momento, hay un 90% de chances que un terremoto de igual magnitud a los de 1811 y 1812, genere una gran pérdida de vidas y daños económicos de billones de dólares.
Los Ángeles puede ser severamente dañada por la falla de San Andrés o por la falla Newport-Inglewood u otras fallas vecinas; pero los estados del Este y Medio Oeste también enfrentan la posibilidad de sacudidas sísmicas de proporciones mayores.
La región de Nueva Madrid es realmente de alta peligrosidad sísmica y hay estudios sismológicos que estimaron una probabilidad de 40% al 63 % de que ocurrese un terremoto en esta zona, con una magnitud encima de 6 en entre los años 1985 y 2000, incrementando la probabilidad hasta 90% por el año 2040.

Los Terremotos Ocurren ¡Prepárese!
Los funcionarios estatales y federales de atenuación de desastres, exhortan a los residentes a prepararse ahora para un terremoto que ocurra de día o de noche – sin aviso.
Las personas pueden reducir las lesiones y proteger su propiedad tomando las siguientes medidas importantes:
• Cree un plan de emergencia personal o familiar para terremotos y practíquelo. Identifique las cosas sin las que podría estar durante 72 horas o más.
• Fije libreros, gabinetes de platos y otros muebles altos.
• Asegure los artículos que podrían caerse, como televisores, libros y computadoras. Los artículos que se caen pueden ser una causa principal de daños o lesiones en un terremoto.
• Instale cerraduras fuertes en las puertas de los gabinetes para evitar que el contenido vuele durante el terremoto.
• Mueva los objetos grandes o pesados y los artículos frágiles a las repisas más bajas donde tienen menos probabilidad de caerse y causar lesiones o que se rompan.
• Almacene los herbicidas, plaguicidas y productos inflamables en gabinetes cerrados con aldabas en las tablillas más bajas.
• Cuelgue los artículos pesados, como marcos y espejos lejos de las camas, sofás y cualquier lugar donde se siente la gente. Por lo general, los terremotos tumban cosas de las paredes, lo que ocasiona daños o lesiones.
• Apuntale las lámparas de techo. Durante los terremotos, las lámparas de techo son los artículos que más se caen.
• Amarre el calentador de agua a la pared El calentador de agua podría ser su mejor fuente de agua potable después de un terremoto. Protéjalo de daños y escapes.
• No use gas después de un terremoto, las cañerías rotas de gas pueden crear riesgos de incendio.
• Instale tubería flexible para evitar escapes de gas o de agua. Las tuberías flexibles tienen menos probabilidad de romperse.
• Considere pedir a un ingeniero de diseño estructural que evalúe su edificio y pueda aconsejarle sobre cómo reducir sus posibles daños. Pida consejos de refuerzo de balcones, cubiertas del frente o la parte trasera de la casa, puertas corredizas de cristal, lonas, marquesinas y puertas de garaje.
• Considere adquirir un seguro por terremoto. Pregunte a su agente de seguros sobre añadir cobertura de terremotos a su póliza actual.
• Prepare un kit de suministros para desastre. Revise las recomendaciones que aparecen en el sitio de FEMA en Internet, http://www.listo.gov/america/getakit/index.html y en los sitios de Internet de servicios estatales y locales de emergencia.
La mayoría de las muertes y las lesiones relacionadas con terremotos son por paredes que colapsan y objetos que vuelan o se caen como resultado del movimiento de la tierra. Expertos de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) aconsejan a las personas a mantenerse dentro de la vivienda hasta que se detenga el temblor y sea seguro salir.. “Métase debajo de un escritorio, una mesa o un banco fuerte o contra una pared interior y sujétese. Los objetos que se caen son las verdaderas amenazas, adentro y afuera, así que cuando esté afuera, aléjese de los edificios, los semáforos y los cables de servicios básicos.
FEMA maneja la respuesta federal y la labor de recuperación después de un desastre, trabaja con oficiales de emergencias estatales y locales y administra el Programa del Seguro Nacional contra Inundación.
Para más información, visite: http://www.fema.gov/spanish/index_spa.shtm .
Edición de esta semana
ORÍGENES DE LA INDEPENDENCIA DE MÉXICO
El proceso de la independencia de México fue uno de los más largos de América Latina. La llamada Nueva España permaneció bajo el control de la Corona española por unos tres siglos. Sin embargo, a finales del siglo XVIII, ciertos cambios en la estructura social, económica y política de la colonia llevaron a una élite ilustrada de novohispanos a reflexionar acerca de su relación con España. Sin subestimar la influencia de los tres eventos históricos principales: la Ilustración (el movimiento filosófico, político, literario y científico que se desarrolló en Europa y sus colonias a lo largo del siglo XVIII), la Revolución Francesa (un conflicto social y político, con diversos periodos de violencia, que convulsionó Francia y, por extensión de sus implicaciones, a otras naciones de Europa de 1789 a1799) ni la independencia de Estados Unidos, el hecho que llevó a la élite criolla a comenzar el movimiento emancipador, fue la ocupación francesa de España, en 1808.    / ver más /
A lo largo de su historia, México tuvo varios himnos nacionales que –por una u otra razón- terminaron en el olvido.    / ver más /
Septiembre 15 - Octubre 15  Durante el Mes de la Herencia Hispana (septiembre 15 - octubre 15), América celebra la cultura y las tradiciones de sus raíces en España, México y las naciones de habla hispana de América Central, Sudamérica y el Caribe.  / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La capacidad del periodismo estadounidense para presentar las noticias libres de intimidación política y responsabilizar a los líderes políticos por sus acciones es uno de los elementos más importantes de la democracia en los Estados Unidos. Los estadounidenses damos por sentado que los medios de comunicación exponen a los funcionarios deshonestos que infringen la ley o abusan de los poderes de su cargo.    / ver más /