La obesidad entre niños latinos en EUA es la más alta del mundo
1890A.jpg
Errores culturales, como creer que un bebé gordito es un bebé sano, el abandono de la dieta latina, factores genéticos y la falta de ejercicio diario han hecho de los niños latinos en EUA, sean los más obesos del mundo.
De acuerdo con los preocupantes datos que la pediatra y dietista Claudia González analiza en su libro “Gordito no significa saludable”, los niños latinos “son los más obesos de EUA, lo que equivale a ser los niños más obesos del mundo”.
El “factor cultural” latino es uno de los principales “culpables” de esta epidemia de obesidad infantil, ya que ha creado la falsa percepción en los padres de que “un bebé o un niño de menos de 5 años que esté gordito es lindo y saludable”.
Este es un valor cultural determinante, que ha acabado por situar en el 23,7%, el índice de latinos menores de 11 años obesos en EUA, frente al 11,8% de blancos no latinos, según datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Además, también según los CDC, el 39,3% de los niños latinos tiene sobrepeso frente al 26,2% de los blancos no latinos.
Desgraciadamente, se lamenta González, en las familias latinas “pesa más lo que dice la mamá o la abuela que lo que diga el pediatra o la dietista”.
Los padres no son conscientes de que un “niño gordito tiene un 70% de probabilidades de ser un adulto obeso”. Aún más: “6 de cada 10 niños latinos obesos sufren de diabetes del tipo 2”, destaca González.
La desinformación de los padres en la lucha contra la obesidad infantil conlleva el desconocimiento de las terribles consecuencias de enfermedades como el asma, diabetes, hipertensión, colesterol y triglicéridos altos y graves desórdenes sicológicos.
A juicio de González, la guerra a la obesidad infantil debe llevarse a cabo no sólo en los hogares sino también en los colegios, evitando el consumo de bebidas gaseosas azucaradas y comida chatarra o rápida entre los niños.
González sostiene que en el caso de la población latina, aparte de los malos hábitos alimenticios, se ha “confabulado” también una “tendencia genética a la obesidad y a la diabetes y la ausencia de un sistema de medicina preventiva”.
La mayoría de los padres no cuenta con un “seguro médico” y acude “al especialista cuando la situación está totalmente fuera de control o el niño presenta ya síntomas de diabetes o presión alta”.
Además, la pérdida de la “dieta latina” (granos, fríjoles, fruta, pescado fresco, vegetales) y la “vida sedentaria” de los niños (embelesados en casa con “los juegos electrónicos o el televisor”), subraya González, son causas determinantes del incremento de la obesidad.
Lo cierto es que las tasas de obesidad en EUA continúan en aumento: el 34,4% de los obesos analizado entre 1999 y 2000 corresponde a adultos latinos, mientras que en la población anglosajona el índice es del 28,7%, según los CDC.
Sin embargo, el debate sobre la obesidad en los EUA se enfrenta hoy al discurso de lo “políticamente correcto”, impulsado por algunos padres y médicos que buscan encubrir o disimular la verdad dolorosa de esta palabra.
La palabra “obesidad” no puede ocultarse detrás de insinuaciones, algo que nada tiene que ver con “herir, insultar y hacer comentarios negativos a nuestros hijos, tales como ‘estás gordo y feo’ o ‘no sabes comer”. “Hay que evitar generar culpabilidades” en los niños, acota González.
De igual manera resulta muy negativo que los padres “exijan al niño terminarse el plato”. Las cifras indican que el 17% de los obesos adolescentes fueron criados en un ambiente familiar de excesiva rigidez.
Al final, resume la dietista González, “la responsabilidad final es de los padres, de quienes depende que sus hijos sean unos niños y adolescentes saludables”.
Edición de esta semana
LOS ASOMBROSOS PECES DE TANIA PÓO
Por Michel Leidermann
Al visitar el sábado 11 en el Jardín Bernice de Little Rock el evento de “Tacos y Tianguis” organizado por El Zócalo, Centro de Recursos para Inmigrantes, me encontré con la agradable sorpresa de descubrir un tipo de arte en papel que yo desconocía hasta la fecha. Otros asistentes también decían ¡Qué padre…! al admirar los hermosos peces de color que no parecen hechos de papel.   / ver más /
La idea de celebrar el Día del Padre se originó en 1909, cuando una mujer, Sonora Louise Smart, nacida en Jenny Lind, condado de Sebastian, Arkansas en 1882, propuso la idea. Ella quería homenajear a su papá, William Jackson Smart, quien sirvió como sargento en el regimiento de artillería de Arkansas (Union’s First Arkansas Light Artillery) durante la Guerra Civil. La familia se trasladó posteriormente en 1887 cerca de Spokane, Estado de Washington.   / ver más /
A medida que Arkansas sufre inundaciones y daños históricos, la Procuradora General, Leslie Rutledge, advierte a los residentes que tengan cuidado con los estafadores de seguros contra inundaciones que intentarán robarle su dinero en medio del caos.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Los profesionales médicos de Arkansas y todo el país están de acuerdo en que nos enfrentamos a una enorme escasez de médicos y enfermeras. Por lo general, las enfermeras son la primera persona que un paciente ve, la persona que ordenará sus medicamentos a la farmacia, la persona que lo “seguirá” cuando el tratamiento esté completo.   / ver más /