Los inmigrantes de Arkansas contribuyen más de lo que cuestan
Por Michel Leidermann
1896A.jpg
Un estudio comisionado por la Fundación Winthrop Rockefeller de Little Rock y preparado por expertos y académicos de Arkansas, el Urban Institute, la Universidad de Albany, y la Universidad de Carolina del Norte, fue dado a conocer a líderes latinos, al público en general y a la prensa, el pasado martes 3 en Little Rock y el miércoles 4 en Fayetteville.
La  conclusión más clara es que económicamente los inmigrantes de Arkansas contribuyen más a las arcas fiscales del estado en forma de impuestos, de lo que le cuestan por servicios sociales recibidos (educación, salud y prisiones).
La audiencia aplaudió a James H. Johnson, investigador de la universidad de Carolina del Norte, cuando dijo que los trabajadores extranjeros contribuyeron cada uno en promedio $158 más al estado Mediante un cálculo complejo, que incluyó factores tales como remuneraciones, contribuciones de impuestos, cuidados médicos y educación, Johnson dijo que los extranjeros en Arkansas (que son 67% latinos) originaron $19.4 millones más en aportes que los dólares que utilizaron en los servicios recibidos.
Es evidencia que los latinos no son una carga para la comunidad de Arkansas y que los gobiernos municipales y condales necesitan conocer.
Los  investigadores y académicos evaluaron el impacto económico del total de extranjeros en Arkansas - que totalizaron salarios adicionales por $2.1 mil millones ganados en el 2004 – mientras incluían en el análisis los impactos de la familia, la educación y los problemas demográficos en la comunidad. Igualmente tomaron en consideración a los extranjeros de África (3% de población inmigrante de Arkansas), Asia (18%), y Europa, Canadá y Oceanía (12%).
Los investigadores no seccionaron su análisis de costo entre los inmigrantes legales e ilegales, sino que estimaron que todos los extranjeros le costaron el sistema fiscal cerca de $237 millones en el 2004, mientras que contribuyeron  $257 millones en impuestos al estado ese año, resultando en una contribución fiscal neta positiva de casi $20 millones.
Esa parte del estudio también estima un número más alto de extranjeros de Arkansas que otras partes del informe, 123.000 contra 101.000. Los líderes comunitarios resaltaron que las cifras ajustadas del Censo indicaban unos 131,000 latinos en Arkansas el 2005 y que esta cifra estaba por lo menos 30% debajo de la realidad, de modo que las contribuciones al estado podrían ser bastante superiores.
Según el análisis, en el año 2004 los inmigrantes de Arkansas tuvieron ingresos por 2,900 millones de dólares. Alrededor de un 20% se envió a sus países de origen en forma de remesas, pero el resto, 2,700 millones de dólares se invertió a la economía del estado.
Según el investigador Randy Capps del Urban Institute, el estudio confirma que Arkansas tiene una gran cantidad de inmigrantes indocumentados o no autorizados,  y que dicho análisis sería polémico. Capps divulgó que 51% de todos los extranjeros en Arkansas (comparado con el 29% en todo el país), están aquí ilegalmente, probablemente debido a la afluencia de inmigrantes en los últimos años desde México y América Central.
Sin embargo, Capps recordó que sin el crecimiento latino en Arkansas (el más rápido en toda la nación entre 2000 y 2005 con un 48%) la población del estado estaría estancada o declinaría, lo que tendría amplias implicaciones económicas en las industrias de la fabricación y en la construcción.
Por ejemplo, entre 1990 y el año 2000, la población nativa creció en 12% y entre 2000 y 2005 no creció nada. Y entre 1990 y 2000 la cifra de nativos que trabajaba en la manufactura en Arkansas, se redujo en 9 mil, mientras la cantidad de inmigrantes aumentó en 12 mil en el mismo período.
Capps, indicó que las cifras son reflejo de una población nativa que está envejeciendo y que está en vías de jubilarse, o desplazándose a otros empleos mejor pagados,  lo cual aumenta la demanda por nuevos trabajadores extranjeros. Esto a su vez, agregó, “podría acelerar las tendencias relacionadas con la inmigración, como el alza en la cifra de niños de los inmigrantes, y su influencia en las instituciones económicas, sociales y políticas de Arkansas”.
El informe dice que la producción de los fabricantes en Arkansas habría sido $1.4 mil millones más baja y los costos de salarios pagados $95 millones más altos, sin el trabajo de los inmigrantes en el 2004.
Además del impacto económico directo generado por los trabajadores extranjeros, hay otro impacto grande en términos de trabajos adicionales. Johnson dijo que los inmigrantes en Arkansas consumieron de $2.9 mil millones y generaron 23.100 nuevos trabajos en el 2004. Ese número es superior en 3.600 nuevos trabajos al 1990, cuando el consumo de los inmigrantes apenas llegó a  $450 millones.
La gente que se contrata en manufactura genera también otros trabajos en servicios para esos trabajadores. Pero es importante tener presente que si se crean demasiados trabajos de salario bajo, eso puede constituir un drenaje fiscal en las comunidades en donde se localizan esos trabajos.
Históricamente, mucha de la migración latina ha ocurrido en 6 estados grandes, incluyendo Tejas y California. Solamente en los últimos 10-15 años,  han cambiado los patrones de la migración, acrecentando el número de latinos en el sureste de la nación.
El crecimiento de la comunidad latina de Arkansas (334% entre 1990 y el 2000 según el censo 2000) ocurrió mayormente en los condados de Benton y de Washington en el Noroeste del estado, en donde los trabajos de las grandes procesadoras de pollos y de otros alimentos y el auge de la construcción del atrajeron a muchos trabajadores extranjeros. En el año 2000 el 42% de los inmigrantes de Arkansas  estaba empleado particularmente en las procesadoras.
Las personas en este grupo tienden a ser hombres jóvenes, que son una carga menor en los servicios la salud que otros grupos, por ser más saludables y sus dolencias más fácilmente curables que en las personas más viejas, según los investigadores.
Aunque el análisis no lo aborda, Arkansas es uno de los estados que ha considerado iniciativas en contra de la inmigración indocumentada como la HB 2779 recientemente derrotada en el Senado estatal.
Los expertos aseguraron que  el argumento más sólido para convencer a los congresistas para aprobar una reforma de las leyes de inmigración a la brevedad, es que con la próxima jubilación de 76 millones de personas nacidas entre 1940 y 1950 (baby boomers) sólo podrán ser reemplazados con trabajadores inmigrantes ya que los nacimientos de estadounidenses (1.9) esta por debajo del mínimo necesario (2.1) para por lo menos, reponer la pérdida poblacional laboral. 
Edición de esta semana
FAMILIA LATINA DE ACTORES EN ARKANSAS CENTRAL
El talento artístico entre los latinos as algo casi natural pero lamentablemente en Arkansas Central son pocos los casos en que se destacan por sus diferentes expresiones artísticas, en especial la actuación teatral.   / ver más /
El consulado de México en Little Rock invita al concierto en Little Rock de Paco Rentería, el talentoso guitarrista y compositor mexicano para celebrar tanto el 208º Aniversario de la Independencia de México, así como el Mes de la Herencia Hispana, el lunes, 24 de septiembre, en el Teatro CALS Ron Robinson (#100 River Market Ave.) de 7 a 8:30 p.m.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Aquellos que hacen de la política un medio para ganarse la vida, a menudo asumen que, a otras personas, la política les importa tanto como a ellos. Pero no es así.   / ver más /