Niño mexicano llega a Little Rock para transplante de corazón
Por Michel Leidermann
1947A.jpg
El jueves 19 alrededor de la 1 de la tarde, llegó al Hospital de Niños de Arkansas (ACH) en Little Rock, Adrián Flores Saucedo de 8 años, originario de Piedras Negras, estado de Coahuila, acompañado de su madre, con la esperanza de que se le haga un transplante de corazón que le salve la vida.
Después de pasar unos 60 días en la unidad de Cuidados Intensivos (IC) en el Hospital Metodista de San Antonio, Texas, el niño fue trasladado a Little Rock para ser examinado y seguramente colocado en la lista de espera nacional de United Network for Organ Sharing, para un posible transplante de corazón. (El hospital Metodista no hace este tipo de transplantes).
El hospital Arkansas acordó aceptar a Adrián luego que varios otros hospitales rechazaran admitirlo como paciente.
Los problemas de Adrián, quien cursa el segundo año de primaria en Piedras Negras, comenzaron en diciembre pasado al desarrollar una gripe que los llevó a ver a un primer médico pedíatra quien sólo diagnosticó una enfermedad respiratoria.
A pesar de los medicamentos, la salud de Adrián siguió empeorando hasta que en la víspera de Navidad sus padres lo llevaron a una clínica del Seguros Social, en donde fue remitido a un hospital en Monterrey, en el norteño estado mexicano de Nuevo León. Ahí, el menor fue diagnosticado con un problema del denominado virus Kawasaki, que afecta las arterias coronarias.
Los médicos precisaron luego que Adrián sufría de Cardiomiopatía, una enfermedad que afecta los músculos del corazón de forma que pierden su capacidad de bombear sangre, por lo que requiere de manera urgente un trasplante de corazón.
El corazón que Adrián recibiría seria uno de otro menor donante y el nuevo órgano crecería junto con el recipiente no necesitando un nuevo transplante cuando Adrián sea grande. El recibir la donación de un nuevo corazón podría demorar días o prolongarse por meses.
La doctora Elizabeth Frazier, directora del Departamento de cardiología pediátrica del ACH, dijo que un tercio de los pacientes que sufren esta enfermedad necesitan de un transplante para poder sobrevivir.
Frazier señaló que un médico en Monterrey, a unos de 360 kilómetros de Piedras Negras, atendería a Adrián como parte del seguimiento en su recuperación si es que al niño le transplantan un corazón y regresa a México.
La operación en Little Rock será financiada en parte por medio millón de dólares que fueron donados por individuos e instituciones internacionales en San Antonio y México. Se estima que el transplante podría costar más de esa suma. Además están los costos de cuidados postoperatorios y los medicamentos para resolver el posible rechazo del cuerpo al órgano extraño donado.
Las expectativas de sobrevivencia de transplantados de corazón es de 70% por 10 años y de 80% por 5 años.
En México, el ex presidente Fox había ayudado a Adrián para buscarle un hospital adecuado, pero la dona-ción de corazones de niños, es bastante escasa en México por lo que se decidió traerlo a los Estados Unidos en donde tiene más posibilidades de que se le haga el transplante.
Incluso la estación de Televisión WOAI Canal 4 de San Antonio organizó una maratón de recaudación de fondos reuniendo más de 110 mil dólares para la operación. A ello, se suma una aportación de 200 mil dólares ofrecida por el Gobierno del estado mexicano de Coahuila,.
Adrián se encuentra en Estados Unidos con una visa humanitaria que vence el 28 de Abril y el Consulado de México en Little Rock tramitó su extensión ante las autoridades inmigratorias. hasta finales de Julio. En todo caso esto demuestra que cuando la comunidad se une para ayudar a una persona necesitada, se puede lograr bastante y esto debería ser un incentivo para que todos los latinos de Arkansas continúen su labor humanitaria a favor de sus paisanos.
Adrián es de una familia muy humilde y de muy escasos recursos. El padre, Roberto Flores Hernández es chofer de camiones, y su madre Cristiana Lizeth Sucedo Valdés, es una ama de casa que se encarga de cuidar y educar a 4 hijos, Adrián es el segundo de ellos.
El Hospital de Niños de Arkansas es el único hospital pediátrico de Arkansas, y atiende a niños desde su nacimiento hasta los 21 años de edad. Para comunicarse con la familia Flores Saucedo en el Hospital pueden llamar al 501-364-1100.
Edición de esta semana
LOS ASOMBROSOS PECES DE TANIA PÓO
Por Michel Leidermann
Al visitar el sábado 11 en el Jardín Bernice de Little Rock el evento de “Tacos y Tianguis” organizado por El Zócalo, Centro de Recursos para Inmigrantes, me encontré con la agradable sorpresa de descubrir un tipo de arte en papel que yo desconocía hasta la fecha. Otros asistentes también decían ¡Qué padre…! al admirar los hermosos peces de color que no parecen hechos de papel.   / ver más /
La idea de celebrar el Día del Padre se originó en 1909, cuando una mujer, Sonora Louise Smart, nacida en Jenny Lind, condado de Sebastian, Arkansas en 1882, propuso la idea. Ella quería homenajear a su papá, William Jackson Smart, quien sirvió como sargento en el regimiento de artillería de Arkansas (Union’s First Arkansas Light Artillery) durante la Guerra Civil. La familia se trasladó posteriormente en 1887 cerca de Spokane, Estado de Washington.   / ver más /
A medida que Arkansas sufre inundaciones y daños históricos, la Procuradora General, Leslie Rutledge, advierte a los residentes que tengan cuidado con los estafadores de seguros contra inundaciones que intentarán robarle su dinero en medio del caos.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Los profesionales médicos de Arkansas y todo el país están de acuerdo en que nos enfrentamos a una enorme escasez de médicos y enfermeras. Por lo general, las enfermeras son la primera persona que un paciente ve, la persona que ordenará sus medicamentos a la farmacia, la persona que lo “seguirá” cuando el tratamiento esté completo.   / ver más /