Arkansas Rechazó cambio al sistema electoral
2004A.jpg
El sistema electoral de los EUA para elegir presidente, es algo diferente al método conocido universalmente, puesto que no gana quien saque más votos populares, sino quien es elegido por los votos que emiten los delegados al Colegio Electoral según la votación en cada estado.
Es decir, un candidato pudiera sacar más votos populares en total, pero por el sistema de Colegio Electoral, cuentan solamente los votos de cada estado en el Colegio, por lo que lo importante es quien gana estado por estado y va sumando más votos del Colegio.
Este sistema tiene por objeto que los estados más pequeños, es decir con menor población, tengan relativamente igual importancia en la decisión de quienes serán el presidente y el vicepresidente.
Arkansas tiene 6 votos en el Colegio Electoral.
Sin embargo y principalmente por los reñidos resultados de las elecciones del año 2000, cuando Bush ganó la presidencia en el Colegio Electoral y no por los votos populares, es que varios estados están proponiendo cambiar el sistema y elegir futuramente al primer mandatario por el voto directo.
En Arkansas, el representante Monty Davenport de Yellville, presentó a la Asamblea General el proyecto de ley HB 1703, que justamente pretendía cambiar el sistema de elección en Arkansas bajo la premisa de “una persona, un voto”. El proyecto proponía que los votos del colegio electoral fueran para quien ganó la votación popular general en todo el país y no sólo en el estado.
Según la Constitución suscrita el 17 de septiembre de 1787 y sus 26 enmiendas posteriores, los Estados Unidos de Norte América son un país democrático, representativo y federal, gobernado por un presidente electo por un período de 4 años. El país está integrado por 50 estados autónomos en su régimen interno, además del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.
El presidente tiene las atribuciones de jefe de estado y de gobierno, además de ser el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas. Es también el jefe del Poder Ejecutivo que está investido en él y que ejerce por sí y junto con el Vicepresidente y los miembros de su Gabinete, y los jefes de los departamentos ejecutivos, que son los siguientes15: Estado, Tesoro, Defensa, Justicia, Seguridad Nacional, Interior, Agricultura, Comercio, Trabajo, Salud y Servicios Sociales, Educación, Vivienda y Desarrollo Urbano, Transporte, Energía y Asuntos de los Veteranos.
Los estadounidenses acuden a las urnas el primer martes de noviembre cada cuatro años, (los años bisiestos) para elegir un nuevo Presidente. El partido ganador de la elección popular tiene derecho a mandar a los representantes de su partido a la reunión del Colegio Electoral donde definitivamente se elige al Presidente. El número de los delegados al Colegio varía según la población de cada estado.
El Colegio Electoral tiene un total de 538 votos electorales divididos entre los 50 estados y el Distrito de Columbia. Un candidato necesita la mitad más uno de los votos electorales, es decir 270, para ganar la presidencia. Los 538 votos resultan de sumar los100 Senadores + 435 Representantes + 3 Delegados del Distrito de Columbia.
La mayoría de los estados conceden normalmente todos sus votos electorales al candidato que ha ganado la votación popular en cada estado. Los delegados luego en el mes de diciembre, emiten dos votos cada uno: uno para presidente y el otro para vicepresidente.
De darse el caso de que ninguno de los candidatos obtenga más de 270 votos electorales, la 12ª enmienda constitucional entra a regir y el Congreso Nacional decide quien será el nuevo presidente. La Cámara de Representantes decidirá quién se convierte en presidente y el Senado hará lo propio con el vicepresidente.
Esta situación se ha presentado dos veces en la historia Norteamericana. La primera se dió en el año 1801: fue elegido presidente Thomas Jefferson; la segunda se produjo en 1825, cuando fue elegido presidente John Quincy Adams.
Una característica de la política estadounidense es que las empresas privadas participan en los procesos electorales mediante donaciones de dinero a los candidatos que las empresas creen más favorables para sus negocios.
Cuatro veces, la más reciente en el 2000, cuando la cerrada elección del estado de la Florida forzó un recuento de votos y la intervención de la Corte Suprema que falló a favor del candidato del Partido Republicano, George W. Bush quien obtuvo 271 votos electorales, a pesar de que el candidato del Partido Demócrata y ex vicepresidente en el gobierno del presidente saliente Bill Clinton, Albert Gore, ganó la votación popular.
Las otras oportunidades similares en que el voto popular no eligió al presidente, fueron las elecciones de 1824, 1876 y 1888
En cada estado gana el candidato que más votos saca. Pero estos votos no eligen al Presidente, sino que eligen el bloque de delegados que irá después al Colegio Electoral.
Los críticos del sistema de votos del Colegio Electoral, enfatizan el hecho de que aún perdiendo las elecciones populares, un candidato puede obtener 270 votos del Colegio Electoral y por tanto se convierte en presidente.
En teoría, un candidato puede perder en 39 estados, en los que no obtenga ni un sólo voto de los ciudadanos, y sin embargo, convertirse en presidente al ganar el voto popular en 11 de los siguientes 12 estados con gran número de delegados: California: 54, New York: 33, Texas: 32, Florida: 25, Pennsylvania: 23, Illinois: 22, Ohio: 21, Michigan: 18, New Jersey: 15, North Carolina: 14, Georgia: 13, Virginia: 13, Total: 283.
Entonces cuando un ciudadano vota por su candidato a presidente, está votando realmente para instruir al delegado de su estado, por quien este debe votar en el Colegio Electoral.
La mayoría de los estados prefiere por ahora continuar con el sistema del Colegio Electoral, pero nunca se sabe lo que puede pasar a futuro.
Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /