¿Dónde están los latinos en el mundo empresarial?
2056A.jpg
El logro de la diversidad plena en el mundo empresarial sigue estando distante para los latinos, a pesar de que, como señalan algunos observadores, en la última década se vió un moderado optimismo.
Juan Solana, economista en jefe de la publicación Hispanic Business Magazine, dice que la presencia de latinos en juntas directivas no sólo es muy baja, sino que “está totalmente estancada”.
“Hay 70 latinos que ocupan 100 asientos en las compañías de la lista Fortune 500 de los 5,600 asientos en directorios que existen; menos de un 2% de representación”, señaló Solana.
En cuanto a latinos en altos puestos de dirección ejecutiva, las cosas están mejorando un poco. Aunque la revista no tiene cifras totales al respecto, Solana dijo que es un hecho que cada vez hay más latinos que llenan esos cargos.
Lo que sí se ha incrementado es el total de empleados latinos en el mundo de las corporaciones, pero aquí se incluye tanto a ejecutivos como a empleados de bajo nivel. La diversidad en las grandes empresas no pasa del puesto de ventas; los puestos directivos siguen cerrados para esta comunidad.
Otro indicador seguido por Solana para medir el grado de diversidad en el mundo empresarial, la cantidad de minorías que son empleados por las firmas grandes para suplir productos y servicios, “también está bastante estancado”, afirma.
No sólo hay pocos nombres latinos en corporaciones, dice Abe Tomás Hughes II, presidente y director ejecutivo de Hispanic Alliance for Career Enhancement (HACE),, sino que es común que los nombres se repitan: un ejecutivo puede figurar en varias juntas directivas al mismo tiempo, creándose una imagen falsa de representatividad hispana.
Pero la crisis no sólo se manifiesta en la esfera privada, pues se reproduce en las juntas de museos e instituciones culturales y públicas donde no hay suficientes latinos en puestos directivos.
“Sí se puede identificar a un latino aquí y a otro allá, pero cuando se mira el cuadro completo, se nota la ausencia de este grupo en los altos cargos”, hizo ver Harry Pachón, director del Instituto de Política Tomás Rivera (TRPI) y catedrático de USC, quien sin embargo pone mucha esperanza en la emergente generación de profesionales y ejecutivos latinos.
Estos se han educado en las facultades de negocios de Harvard y Berkeley, los criaderos más reputados de ejecutivos, y él cree que eventualmente van a ayudar a cambiar el statu quo en el mundo corporativo.
Un sondeo llevado a cabo por (HACE) a mediados del año pasado entre profesionales latinos arrojó que el 72% se siente optimista sobre la economía y el futuro. Del total de consultados (51) en esa encuesta, el 80% tenía una licenciatura, y el 32% una maestría.
Pachón cree que la otra dinámica que ayudará a diversificar el espectro del mundo de los negocios es el dramático crecimiento de la población latina.
Los consumidores de este grupo étnico, supone, eventualmente querrán saber que la compañía cuyo producto consumen es justa con los de su grupo.
Joan Marques, consultora de negocios y profesora de la materia en la Universidad Burberry, en Burbank, dice que la cuestión de la diversidad ha progresado en los últimos 10 años si se juzga tan sólo por el hecho de que el tema ya forma parte del currículo en las escuelas de administración de empresas del país.
“Cada vez hay más ejecutivos a cargo de promover la diversidad en los mandos de las corporaciones, eso significa que por lo menos hacen el intento”.
El problema, cree, es que esos esfuerzos no van lo suficientemente lejos. Las empresas se cubren las espaldas contratando minorías en lugares donde tienen una clientela importante de ese grupo, pero el esfuerzo no pasa de los pisos de venta. Las corporaciones globales, dijo, contratan gente local en sus filiales en el extranjero (alemanes en Alemania y mexicanos en México), pero nada más.
Mas en el corazón de la compañía, las cosas siguen igual. Y si tienen ejecutivos latinos, afroamericanos o de otros grupos no blancos, no siempre se toma en cuenta sus ideas y sus contribuciones.
Los remedios a la falta de diversidad en el universo corporativo son complejos.
“Tiene que haber mejor acceso a la educación… es una condición importante, aunque no necesaria y suficiente, las empresas deben tener más apertura en tratar de identificar candidatos dentro de las distintas minorías”, opina Solana.
“Parte del cambio es que las propias empresas reconozcan que hay ventajas en tener una representación diversa en los directorios. Si quieren acercarse al mercado hispano y a su poder de consumo, una corporación tiene que cambiar su filosofía”, dice por su parte Pachón.
Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /