Indocumentados aceptarían nuevas exigencias para legalizarse
2132A.jpg
Un ultimo estudio realizado entre los inmigrantes sin documentos en Estados Unidos, indica que el 83% de los 10 millones de indocumentados que se estima son latinos, estaría dispuesto a solicitar la “visa Z” la cual ampararía el programa de trabajadores temporales impulsado por la Casa Blanca, si es que el Congreso aprueba la reforma migratoria.
El estudio fue dado a conocer por New América Media, una asociación de los medios étnicos en Estados Unidos y fundada por Pacific News Service, empresa que realiza encuestas entre los distintos grupos étnicos en EUA.
Sergio Bendixen, director del sondeo realizado del 9 al 19 de junio, indicó que se entrevistaron en español y por teléfono a 1,600 latinos indocumentados que ingresaron a Estados Unidos antes del 1 de enero del 2007 o con entre 5 a 10 años en EUA. La encuesta, tiene un margen de error del 2 %.
“Lo que esta encuesta nos muestra es el gran interés que hay por parte de los indocumentados en el debate migratorio que actualmente se discute en el Senado”, expresó Bendixen.
Entre los resultados el 94% de los entrevistados dijo estar dispuesto a tomarse las huellas digitales y presentar sus antecedentes policiales.
Además el 89% dijo que presentaría su historial de trabajo, el 85% se inscribiría en una oficina de gobierno declarando que viven ilegalmente en el país, y el 83% pagaría los $3 mil de multa más $2 mil adicionales por cada familiar indocumentado.
Bendixen indicó que los resultados contradicen el pensamiento de personas y organizaciones que están en contra de la reforma migratoria, alegando que una mayoría de los indocumentados no acatarían los nuevos requisitos.
Por otro lado, respecto al deseo de obtener la residencia o de hacerse ciudadano estadounidense, un 44% lo deseaba mientras que sólo un 32% dijo que más o menos, un 22% mostró poco interés y sólo un 2% dijo que no estaba interesado.
Otro de los puntos controvertido del proyecto de reforma es el que obligaría al jefe de familia indocumentado a regresar a su país de origen para tramitar su residencia. Un 85% dijo que si. Obviamente, esto cambia cuando se les preguntó si volverían a sus países sin una garantía de regreso a EUA, y el 58% respondió negativamente, el 7% señaló que sí y el 35% estaba indeciso.
Otro resultado interesante, es que el 76% de los encuestados está de algún modo interesado en solicitar la residencia permanente, incluso a costa de tener que esperar de 9 a 15 años y otros 5 por la naturalización.
En forma general, el 71% mostró su aceptación de esperar hasta 18 años para convertirse en ciudadano y el 92% respondió de manera positiva que quieren obtener la residencia.
Bendixen indicó que pareciera que no es el costo lo que detiene a los inmigrantes, ya que tendrían varios años para juntar el dinero, sino el tiempo de espera tan largo.
Del total de las personas que participaron en la encuesta el 70% es originario de México, el 22% de Centroamérica, el 5% de Sudamérica y un 3% de República Dominicana. Intencionalmente fueron dejados fuera los grupos de inmigrantes asiáticos, africanos y del Caribe anglófono, precisó Bendixen.
El sondeo también abarcó la calidad de vida de los indocumentados en Estados Unidos. El 78% opinó que ‘’se ha agravado el sentimiento antiinmigrante’’ en el país, mientras que el 64% se quejó de que esa situación tuvo un impacto negativo en la vida de sus familias.
De todos modos, estos inmigrantes tienen un punto de vista optimista sobre su calidad de vida aquí. El 80% dice que es excelente o buena, y aunque los ingresos promedios de los encuestados rondan los $20,000 anuales, el 75% cree que su situación económica es positiva, añadió Bendixen.
Los resultados completos de la encuesta pueden verse en la página de Internet en: www.newamericamedia.org/polls/undocumented
Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /