Incertidumbre tras colapso
Por Michel Leidermann
Después del colapso de la reforma inmigratoria en el Senado, grupos a favor de la reforma intentan ver qué partes podrían revivirse en la Cámara Baja, algo que muchos dudan.
Sin embargo, políticos y activistas ya instan a los latinos que pueden naturalizarse, y si ya son ciudadanos, a votar en los próximos comicios recordando quién los apoyó o quién no lo hizo.
En la Cámara de Representantes se habla de retomar las medidas de seguridad fronteriza y de la firme aplicación de leyes existentes en el país y en los centros de trabajo, así como empujar las iniciativas AgJOBS y DREAM Act. (para legalizar a trabajadores agrícolas y estudiantes). Se dice que en la Cámara Baja hubo pláticas sobre dividir la reforma en varias medidas separadas para evitar el mismo fracaso que en el Senado.
Pero la realidad es que no se sabe qué ocurrirá y ya muchos políticos y observadores descartan las probabilidades por el ambiente antiinmigrante desatado por el fracaso.
Los líderes demócratas hablan de sus “logros” en los pasados seis meses. Obviamente, la reforma integral no figuró en esa lista, pero hay quienes se preguntan “Qué hará ahora la Cámara de Representantes en respuesta a la inacción del Senado”.
En el Senado, el líder demócrata Harry Reid, tal como lo prometió, llevó el proyecto de reforma migratoria al pleno. Pero la presión, sobre todo de un grupo de republicanos conservadores, y de demócratas a su vez presionados por grupos de interés opuestos a la medida, así como los intereses de reelección de senadores de los dos partidos, terminaron por aplastar el proyecto.
Es cierto que 37 republicanos votaron en contra de la reforma. Pero también lo hicieron 15 demócratas. El conteo para cerrar el debate y votar, fracasó por 14 votos.
Ahora más que nunca es importante que las comunidades inmigrantes y la latina en especial, sepan quién votó a favor de la reforma y quién lo hizo en contra, para agradecer a los primeros y expresar su repudio hacia los segundos.
El mensaje del Senado en contra de la reforma integral fue muy claro y vino principalmente de los republicanos. Pero del lado demócrata, al final de cuentas, el mensaje fue que la comunidad inmigrante y la comunidad latina son importantes a la hora de las elecciones, pero cuando se trata de invertir capital político, tampoco los demócratas están dispuestos a correr el riesgo de hacerlo.
Una arma importante para un cambio futuro, es que la comunidad salga a votar. Aquellos que le dieron la espalda a nuestra comunidad deberán sufrir las consecuencias en las próximas elecciones.
Ya hay 10 millones de residentes permanentes en EUA que son elegibles para solicitar la ciudadanía la que les permitiría votar. Lo apropiado es armarse del poder del voto y dejarse sentir en las próximas elecciones.
Hubo un grupo de senadores de ambos partidos que pese a amenazas, incluso de muerte, y llamadas insultantes, se mantuvo firme en tratar de avanzar una reforma que, aunque imperfecta, mantenía con vida la posibilidad de que la reforma se aprobara.
Esos senadores son los demócratas Kennedy, Feinstein, y Salazar, y los republicanos Kyl, Martínez, Graham, y Specter.
El senador demócrata de Arkansas, Mark Pryor, votó en contra por considerar que el proyecto no creaba un sistema para más seguridad fronteriza.
Así pues a la pregunta ¿Y ahora qué? Únicamente los Representantes podrían responder con una acción positiva. ¿Será?????????
Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /