Greyhound prohíbe vender boletos a indocumentado
219A.jpg
La empresa de transporte Greyhound distribuyó hace unos días entre sus empleados un documento con lineamientos para el trato con clientes que sean inmigrantes indocumentados; esto, de acuerdo con especialistas, podría repercutir en demandas a la empresa por violación de derechos civiles y humanos.
El texto, titulado Transportation of Illegal Aliens, explica una serie de consejos a seguir (Do’s y Don’t’s) por todos los empleados de la empresa, enfatizando que de acuerdo con las leyes federales "es un crimen proveer la transportación de personas a sabiendas de que están en territorio estadounidense de manera ilegal".
Para evitar ser arrestados o despedidos de su trabajo, a los empleados se les dió una lista de "señales" para identificar a un traficante de inmigrantes ilegales o a un grupo de ellos.
El texto "¿Cómo reconocer a grupos de inmigrantes ilegales?", señala que el empleado deberá evitar vender boletos cuando haya "Grupos grandes viajando juntos; grupos dirigidos por alguien; cuando el líder del grupo retiene los boletos y no los entrega a los pasajeros; cuando el grupo se mueve en una sola fila; cuando viajan con poco equipaje o sin él; cuando tratan de esconderse o perderse de vista; cuando no viajan como parte de un grupo preaprobado por la compañía".
"No existe una manera en la que tú puedas saber, sólo por verla, que una persona es indocumentada", explica Enrique Arévalo, abogado de leyes de inmigración de South Pasadena. "La mayoría de estos empleados no han recibido un entrenamiento y no tienen ningún poder como empresa privada, no son ni el gobierno ni la policía", comenta.
Una página más adelante, el texto indica que los empleados no deben "ayudar o asistir a una persona cuando se sepa o se "crea" que es un inmigrante ilegal".
"Greyhound se está exponiendo a recibir varias demandas por violación a los derechos civiles, porque las razones para "creer" que una persona es ilegal son muy subjetivas", explica Arévalo. "Le están dando a sus empleados armas para que discriminen, porque esa creencia se basa sobre todo en la apariencia, así que podrían negar el servicio a alguien que no tiene problemas con su estatus legal", explica.
Anna Folmnsbee, portavoz de Greyhound, explicó que estas medidas no son nuevas porque obedecen a la aplicación de la ley, que considera como un crimen federal la transportación de personas indocumentadas a sabiendas de que están en el país ilegalmente, tal como lo indica el texto distribuido.
"Con el fin de obedecer esta ley, regularmente entrenamos y nos comunicamos con nuestros empleados sobre las políticas que tenemos en relación con la venta de boletos a inmigrantes indocumentados y a traficantes", señaló Folmnsbee.
Sobre los criterios a seguir para "creer" que alguien es indocumentado, la portavoz enfatizó que esos criterios "jamás se basarán en la raza, nacionalidad, origen, género, edad, etcétera", de los pasajeros, sino en otra información, y añadió que los empleados suelen utilizar las reglas de seguridad y el "sentido común" para ello.
Edición de esta semana
CIUDAD DE LITTLE ROCK CELEBRÓ EL LANZAMIENTO DE LA TARJETA DE IDENTIFICACIÓN MUNICIPAL
El pasado sábado 7 de julio se inició oficialmente el proceso para que las personas mayores de 14 años que residen dentro de los límites de la ciudad de Little Rock, sin importar su estatus migratorio, puedan obtener oficialmente una tarjeta de identificación municipal. Será muy beneficiosa para personas que no tienen otro medio oficial de identificación y también les serán útiles para conseguir trabajo.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La reunión entre los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin en Helsinki será recordada por el bochornoso papel del presidente de Estados Unidos: indigno y lastimoso.   / ver más /