Muy pocas opciones le quedan a inmigrantes ilegales
2206A.jpg
Luego del fracaso de la propuesta de reforma inmigratoria, que a principios de julio fue rechazada por el Senado, los inmigrantes ilegales que llegan por decenas de miles a los Estados Unidos están viendo cada vez más limitadas las opciones para lograr un estatus de legalidad, una situación que tiende a ser más dramática para el futuro si no progresa algún tipo de amnistía para los millones de ilegales que viven en el país.
Según abogados y especialistas en inmigración, los inmigrantes ilegales prácticamente no tienen opciones viables para regularizar sus actividades en Estados Unidos.
Según fuentes extraoficiales, en Estados Unidos residen un estimado de 12 millones de indocumentados, una buena parte de los cuales ingresaron ilegalmente al país, con lo cual tienen virtualmente las puertas cerradas hasta que se produzca una reforma legal patrocinada por el Congreso.
Después del terrible fracaso del debate sobre la reforma inmigratoria en el Senado, es altamente improbable que se tome alguna acción para modificar el estatua inmigratorio actual, ni por la Casa Blanca ni por la Cámara de Representantes.
En medio de las limitaciones, estas son las opciones disponibles para los inmigrantes que permanecen en territorio norteamericano en forma no autorizada:
• Sección 245i. La primera de las opciones es la llamada sección 245i de la Ley de Inmigración, que permite a los indocumentados obtener la residencia luego de pagar una multa de $1,000 por haber permanecido ilegal. Otro requisito, sin embargo, establece claramente los estrictos límites de esta opción: la persona debe haber presentado una petición familiar o laboral antes del 30 de abril del 2001.
• Ley de 10 años. También conocida como Cancelación de Remoción o deportación, esta ley permite a los indocumentados que llevan más de 10 años en el país, obtener un estatus legal. La particularidad de esta legislación es que sólo puede solicitarse este beneficio cuando existe un proceso de deportación. Hay dos requisitos esenciales: 1, la persona tiene que tener esposa, padres o hijos que sean residentes o ciudadanos americanos; 2, tienen que demostrar incuestionablemente que su deportación va a tener serias secuelas de sufrimiento familiar excepcional. Según expertos, la gran mayoría de los casos son denegados porque no demuestran 'suficiente sufrimiento'. Es el último recurso con que cuenta un ilegal que está siendo deportado.
• Asilo político. Las personas deben demostrar que están siendo objeto de persecución en sus países por cinco razones diferentes: pertenencia a un grupo político, origen social, religión, nacionalidad o raza. Actualmente las cortes de inmigración están negando el 77% de los asilos solicitados. Un riesgo que señalan los expertos es que si las autoridades de inmigración encuentran que la petición de asilo es 'frívola' o improcedente, pueden aplicar el castigo de suspender de por vida la posibilidad de que el solicitante obtenga la residencia estadounidense.
• Peticiones familiares. Un indocumentado puede obtener la residencia si se casa con una persona de ciudadanía norteamericana. El único requisito es que esta persona haya ingresado legalmente al país, a menos que cuente con el beneficio de la sección 245i. Si el indocumentado se casa con una persona que sea residente, deberá esperar que este residente obtenga la ciudadanía, tiempo durante el cual el indocumentado no dejará de ser ilegal
• Ley de Ajuste Cubano. Toda persona que contraiga matrimonio con un cubano beneficiado por esta ley de ajuste, tiene derecho inmediato a la residencia, aún en el caso de que la persona sea sólo residente, un beneficio único para los cubanos. El requisito obligatorio es que la persona ilegal pueda demostrar su ingreso legal a Estados Unidos. El beneficio del estatus legal puede extenderse a hijastros menores de 21 años, siempre y cuando el matrimonio entre los padres haya ocurrido antes de que los hijos cumplieran 18 años.
• Víctimas de tráfico humano o violencia doméstica. En estos casos no es relevante si la persona ingresó ilegalmente al país. Si se demuestra en una corte que un ilegal ha sido víctima de situaciones de esclavitud laboral o sexual o de violencia doméstica, puede introducir la petición I360, para solicitar la residencia permanente.
• Estatus de Protección Temporal (TPS). Hasta ahora, sólo los hondureños, salvadoreños y nicaragüenses tienen el beneficio del TPS, un acuerdo de protección que se promulgó en el Congreso a raíz del azote causado en Centroamérica por huracanes y terremotos en la última década. Sólo concede permiso de trabajo y estadía legal, y no da derecho a la residencia permanente.
• Ley Nacara 203. Beneficia específicamente a salvadoreños, guatemaltecos y nicaragüenses, aunque originalmente benefició a los cubanos. El requisito básico es haber aplicado por el asilo antes del 1 de abril de 1990. Se benefician las esposas o hijos menores de otra nacionalidad, siempre y cuando lleven más de 7 años en los Estados Unidos.
• Lotería de Visas. Los únicos indocumentados que pueden beneficiarse de esta opción son aquellos que cuentan con el beneficio de la sección 245i.
• Peticiones laborales y otras visas especiales. Un indocumentado puede beneficiarse de una petición laboral sólo si ingresó al país antes del 30 de abril de 2001 y realizó la petición antes de esa fecha. El resto de visas temporales como de inversionistas, ejecutivos o artístas, están fuera del alcance de los indocumentados.
• Casos Especiales. Aunque es una opción extremadamente rara en la legislación inmigratoria, un indocumentado que haya ingresado legal o ilegalmente al país, puede ser legalizado mediante una ley especial promulgada en el Congreso, basado en las capacidades excepcionales o heroicas de esta persona. Las posibilidades de que esto ocurra son remotas.
• Opción extrema. La única forma en que un indocumentado que hubiera ingresado ilegalmente al país pueda tener alguna opción de legalizarse, es la de salir del país y someterse a la penalización de la prohibición de entrada por 10 años, si estuvo ilegal por más de 12 meses, o de tres años, en caso de que estuviera al margen de la ley por menos de un año.
Edición de esta semana
DEBATE BILINGÜE ENTRE CANDIDATOS A ALCALDE DE LITTLE ROCK 
Un debate en el que participaron candidatos a la alcaldía de Little Rock, fue organizado por Rolando Ochoa de la cadena de televisión Univisión-Little Rock, Cesar Ortega pastor de la organización de servicio comunitario basado en la fe cristiana City Connections, y Michel Leidermann, director del periódico en español El Latino. El debate se realizó a las 7 PM del lunes 29 en la iglesia South City ubicada en la Baseline Rd con la I-30 en el Southwest de la ciudad.   / ver más /
El Obispo Anthony Taylor de la Diócesis de Little Rock, publicó una segunda carta el martes, 23 de octubre, actualizando información sobre la actual crisis de abuso sexual por clérigos y la ayuda para las víctimas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Cuando los jóvenes de la antigua Atenas alcanzaban la edad de 17 años, se marcaba un momento en el que pasaban de ser jóvenes a ser considerados hombres responsables para la toma de decisiones sobre la ciudad. De ahí en adelante se les permitía el ingreso a las filas militares para luchar en la guerra.    / ver más /