No hay quien los Pare…
Es una idea simple: Si se dificulta el cruce en la frontera México-Estados Unidos, se reducirá el número de inmigrantes indocumentados tratando de entrar.
Durante años, EUA ha apoyado dicha estrategia, gastando miles de millones de dólares para fortalecer la frontera. El gasto destinado al refuerzo de la frontera casi se ha triplicado, el personal de la Patrulla Fronteriza se ha triplicado también, y la frontera sudoeste se ha militarizado enormemente con cercas, aviones, censores y cámaras… pero nada de esto ha funcionado.
Durante este mismo lapso, la inmigración ilegal desde México se ha multiplicado, millones más de inmigrantes indocumentados se han asentado en los EUA y el tráfico humano, el contrabando de drogas, y la llegada de pandilleros, han florecido.
En vez de detener los cruces ilegales, la frontera sudoeste se ha convertido simplemente en una serie muy cara de obstáculos fisicos y tecnológicos, que miles de inmigrantes superan exitosamente todos los dias, con ayuda creciente de los “coyotes” y a pesar de los mayores costos y las frecuentes muertes.
Atraídos por una abundancia de empleos en este país y desalentados por la ausencia de trabajos en sus propios países, estos inmigrantes pasan por el cerco de protección fronteriza que se suponía que los iba a mantener fuera.
Desde 1993, cuando el gobierno federal inició su mayor ofensiva para asegurar sus fronteras, el gasto anual fronterizo ha aumentado de 480 millones a 1,400 millones de dólares, la mayor parte de este gasto aplicado a la frontera con México.
El personal de la Patrulla Fronteriza a lo largo de las 1,950 millas de la frontera sudoeste se ha disparado de 3,389 a 9,700 agentes, convirtiéndose en la mayor fuerza policíaca uniformada en el país. Esperan aumentarlos hasta 18,000 en los proximos cinco años.
Se han colocado cercas de acero, censores y cámaras para que los cruces sean difíciles y desalentadores. Los agentes están equipados con helicópteros, vehículos rodantes de gran movilidad para funciones múltiples, torres con sensores de calor y movimiento y aviones a control remoto para vigilar una vasta franja de terreno.
Durante el pasado año fiscal de 2006, que terminó el 30 de septiembre, se detuvieron alrededor de 1.4 millones de inmigrantes y ha continuado al mismo ritmo durante este año, con cerca de 1 millón de detenciones reportadas el año pasado.
Y desde hace un año, una nueva tecnología de huellas digitales biométricas ha ayudado a los agentes de la Patrulla Fronteriza con la detención de más de 16,260 presuntos delincuentes tratando de entrar al país, incluyendo a 364 sospechosos de homicidio.
Pero en 1993, cuando la política fronteriza se implementó en Texas, la Patrulla Fronteriza realizó un número aún mayor de detenciones, 1.21 millones, antes de que se gastara todo el dinero, personal y equipo extra con que cuenta actualmente.
Y considerando todas las otras medidas, la inmigración se ha convertido en un problema más grave. El número de inmigrantes indocumentados que entran por la frontera mexicana se ha incrementado de 260,000 anuales a principio de los 90’s, a 485,000 en la actualidad, de acuerdo con un estudios del Centro Hispano Pew, pero que no está muy actulizado de modo que los números podrian ser aún mayores.
La única manera de detener la inmigración no autorizada es mejorar las condiciones de vida al sur del rio Bravo. ¿Será una posibilidad o un un sueño?
Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /