Estados fronterizos de México esperan un millón de repatriados
Alcaldes de los 6 estados fronterizos mexicanos esperan alrededor de un millón de repatriados procedentes de EUA para el primer semestre de 2008 sin la infraestructura ni el dinero para darles asilo y comida.
"La problemática de la frontera es una olla de presión a punto de explotar", señala José Reyes, alcalde de Ciudad Juárez, Chihuahua, adonde anualmente llegan alrededor de 100 mil deportados entre "sin papeles" y ex convictos mexicanos a quienes les fue retirada la residencia justamente por sus líos legales.
"Siete mil de los 100 mil emigrantes que llegan a la ciudad son delincuentes, muchos falsificadores de documentos y alrededor de dos mil son homicidas y violadores y todos se quedan en esta franja", denuncia Reyes.
Reyes y algunos otros alcaldes y empresarios de Baja California, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Sonora y Tamaulipas acudieron al Parlamento de Ciudades Fronterizas en el Senado de la República, con la intención de exigir más dinero para atender los asuntos migratorios, de competitividad, empleo y seguridad.
La Cámara de Diputados aprobó el lunes 12 el presupuesto de egresos para el próximo año, en el que se contemplan aproximadamente 500 millones de dólares para proyectos regionales que podrían ser impulsados en los municipios, además de los dineros asignados a través del estado.
No obstante los alcaldes dicen estar atados de manos porque la cantidad de dinero que recibe cada municipio lo decide el gobernador según su propio criterio y, a su vez, las autoridades estatales reciben los recursos dependiendo el número de habitantes que tiene la entidad.
Los seis estados que limitan con la Unión Americana, donde habitan 16 millones de mexicanos, aportan el 36% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional y cuentan con el 28% del total de los trabajadores afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), pero el esquema de centralización fiscal limita sus ingresos.
"Es un desastre. Ninguna ciudad crece a un ritmo del 15% anual como lo está haciendo Tijuana y nuestro presupuesto no se incrementa en esa proporción", dice Kurt Honold, alcalde de Tijuana, quien asegura que su municipio recibe entre 8 y 10 mil repatriados al mes.
"Las autoridades norteamericanas abandonan a su suerte a mexicanos de otros estados y centroamericanos y éstos se quedan en Tijuana porque quieren intentar cruzar nuevamente, pero, como no tienen dinero, se dedican a delinquir".
El alcalde planteó en días pasados su queja al presidente Felipe Calderón y le propuso establecer un convenio con el gobierno estadounidense para que tanto centroamericanos como mexicanos sean devueltos directamente a sus lugares de origen o, al menos, informen de cuántas personas dejarán a su suerte en las garitas fronterizas.
"El problema nos ha rebasado", considera Luis Peña, de Nuevo Laredo, secundado por el alcalde de Nogales, Sonora, Marco Antonio Martínez, quien asegura que tanto el gobierno municipal como el estatal se lavan las manos en vez de atender a los emigrantes. En su comunidad no existe ningún albergue para los indocumentados que esté patrocinado por el gobierno, aún cuando es uno de los cruces más importantes hacia EUA.
Martínez cree que su municipio que gobierna y otras capitales fronterizas podrían ser parte de la solución y no el problema.
"Los trabajadores indocumentados pagan al tesoro de EUA cerca de 7,000 millones de dólares anuales y no se recuperan. Si ese dinero lo retuviéramos en México podríamos tener escuelas, hospitales, etcétera, pero sin recursos no lo podremos hacer. Estas zonas podrían servir de hogar para las familias de trabajadores temporales en EUA. Así podrían estar juntos al menos una vez a la semana, con permiso para cruzar y reunirse y así lograr que no se desintegren las familias", sugiere Martínez.
Edición de esta semana
CLÍNICAS MÓVILES LLEVAN ATENCIÓN DE SALUD A TODOS LOS RINCONES DE ARKANSAS
Por Michel Leidermann
Una clínica de salud móvil de la Comisión de Salud de las Minorías de Arkansas (AMHC) comenzará a brindar servicios en algunos condados del Estado a partir de esta primavera y espera poder hacerlo en el futuro en todos los 75 condados, en un esfuerzo por ampliar el acceso a la atención médica en las comunidades marginadas y vulnerables, como ser los inmigrantes o las personas en situación de pobreza o falta de vivienda.   / ver más /
El nuevo jefe del departamento de policía de Little Rock (LRPD), Keith Humphrey, habló con el Arkansas Times y EL LATINO para comentar sobre sus primeras semanas en el cargo y sus planes para el futuro del departamento. Humphrey se hizo cargo como jefe el 15 de abril.   / ver más /
El pasado jueves 2  de mayo en el  Southwest Community Center de Little Rock, la profesora de UA-Little Rock, Edna Delgado  Solorzano organización Mamás Unidas de Little Rock, celebró su junta mensual informativa sobre cómo facilitar los estudios universitarios para sus hijos... / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Las críticas a la estrategia inmigratoria del gobierno de Trump son bien merecidas; su posición sobre la frontera ha sido no solo una catástrofe humanitaria y moral, sino que también ha empeorado la situación.   / ver más /