Llueven las críticas a la exigencia de pasaportes estadounidenses
La práctica de revisar el pasaporte u otros documentos con foto de ciudadanos de EUA que regresen por la frontera sur o norte a este país –como ocurrirá a partir de enero de 2008-, ha generado esperas de más de dos horas en algunos puntos fronterizos afectando, entre otras cosas, el comercio binacional.
Las autoridades migratorias están "ensayando" la política que entra en vigor el 31 de enero de 2008, pero ya han habido quejas. El congresista demócrata de Texas, Silvestre Reyes, quien preside el Comité de Inteligencia, pidió una audiencia del Congreso para examinar el asunto.
Reyes ha indicado que el tiempo de espera en el puente internacional de EL Paso sigue aumentando "provocando frustración y preocupación en mi distrito y a través de la nación".
La Comisión de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP),afirma que no hay correlación entre el requisito de exigir documentos como el pasaporte u otros documentos de identidad, y los tiempos de espera. Indicó que cada puerto de entrada tiene sus particularidades y que el mayor volumen de cruces responde a veces a la temporada así como la hora del día.
El alcalde de McAllen, Texas, ha señalado que los retrasos han afectado el comercio, particularmente a los 45,000 camiones que cruzan la frontera mensualmente. Esos cruces, agregó, afectan el comercio no sólo en la zona fronteriza sino en todo el país.
La regla de que viajeros estadounidenses presenten pasaporte u otros documentos de identidad con foto al ingresar a EUA entró en vigor en enero de este año para quienes ingresan por avión. En enero de 2008 la regla aplica a las fronteras terrestres y los puertos marítimos.
Edición de esta semana
SABORES VENEZOLANOS EN LITTLE ROCK CON EL "TREN AL SUR"
Por Michel Leidermann
Mientras que en Little Rock hay varios restaurantes mexicanos, una nueva lonchera de comidas (food truck) “Tren Al Sur” está sirviendo sabores de más al sur, precisamente de Venezuela.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Pinocho, el muñeco de madera al que le crece la nariz cada vez que miente, imaginado por el escritor italiano Carlo Collodi a finales del siglo XIX, ha renovado su popularidad gracias a Donald Trump.    / ver más /