Burocracia del USCIS atrasaría el voto de los latinos el 2008
2488A.jpg
En medio de la efervescencia de la campaña presidencial y de un interés récord de los inmigrantes en naturalizarse y poder votar en noviembre del 2008, activistas pro ciudadanía temen encontrarse con una pared insalvable: la propia agencia encargada de procesar las peticiones y que se espera tenga un impacto en un mayor voto de los latinos y otros inmigrantes.
Antes se llamaba INS y ahora tiene otro nombre: USCIS, o Servicio de Ciudadanía e Inmigración, pero es la misma agencia limitada por el uso de tecnología y procesos anticuados, donde todavía se guardan archivos en papel y los documentos se mandan de una oficina a otra por correo real y no por correo electrónico.
A un año de las elecciones presidenciales y cuando diversas organizaciones a nivel nacional están invirtiendo recursos y esfuerzos en campañas pro ciudadanía, la ineficiencia del USCIS podría derumbar todo ese trabajo. El ejemplo más claro es lo que está ocurriendo con el atasco de peticiones de ciudadanía y otros beneficios, como ajustes de estatus migratorio (tarjetas verdes).
Desde enero del 2007, cuando se anunció que en julio habría un significativo aumento de las tarifas que se pagan por cada trámite, las solicitudes aumentaron en forma significativa. Sin embargo, y a pesar de los comunicados y las promesas de que con el aumento de las tarifas el USCIS modernizaría y mejoraría su servicio, portavoces de USCIS reconocen que no estaban listos para el gran volumen que comenzaron a recibir.
Hace tres años, la agencia recibió una inversión millonaria para eliminar los atrasos o acumulación de casos sin resolver y en diciembre de 2006, el director de USCIS, Emilio González, declaró a la agencia "lista" para lidiar con la posible reforma migratoria y los millones de papeles que hubiera tenido que procesar.
En septiembre del año pasado, dijo González, USCIS se había puesto al día con los casos de ciudadanía, estaba lista para introducir un nuevo examen de ciudadanía y nuevas tarifas que darían a la agencia la posibilidad de renovarse y reducir en 20% el tiempo de procesamiento de solicitudes.
Pero hace cuatro meses que se aumentaron las tarifas y USCIS está sumida en el caos. Un caos que la agencia, con su visión optimista de las cosas, espera tener resuelto para dentro de cuatro a seis semanas, posiblemente para enero del próximo año.
Lo cierto es que aún hay miles y miles de peticiones que ni siquiera han sido metidas en las computadoras, no se han cobrado los cheques mandados por los solicitantes ni se han mandado los recibos.
Edición de esta semana
CLÍNICAS MÓVILES LLEVAN ATENCIÓN DE SALUD A TODOS LOS RINCONES DE ARKANSAS
Por Michel Leidermann
Una clínica de salud móvil de la Comisión de Salud de las Minorías de Arkansas (AMHC) comenzará a brindar servicios en algunos condados del Estado a partir de esta primavera y espera poder hacerlo en el futuro en todos los 75 condados, en un esfuerzo por ampliar el acceso a la atención médica en las comunidades marginadas y vulnerables, como ser los inmigrantes o las personas en situación de pobreza o falta de vivienda.   / ver más /
El nuevo jefe del departamento de policía de Little Rock (LRPD), Keith Humphrey, habló con el Arkansas Times y EL LATINO para comentar sobre sus primeras semanas en el cargo y sus planes para el futuro del departamento. Humphrey se hizo cargo como jefe el 15 de abril.   / ver más /
El pasado jueves 2  de mayo en el  Southwest Community Center de Little Rock, la profesora de UA-Little Rock, Edna Delgado  Solorzano organización Mamás Unidas de Little Rock, celebró su junta mensual informativa sobre cómo facilitar los estudios universitarios para sus hijos... / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Las críticas a la estrategia inmigratoria del gobierno de Trump son bien merecidas; su posición sobre la frontera ha sido no solo una catástrofe humanitaria y moral, sino que también ha empeorado la situación.   / ver más /