Cautela en el debate de Univisión entre republicanos
2549A.jpg
No hubo ataques personales ni grandes pronunciamientos. La cautela predominó en el debate entre los aspirantes republicanos a la presidencia transmitido el domingo 2 por Univisión en Miami, Florida. Univision y la Universidad de Miami auspiciaron el debate. Las preguntas fueron formuladas en español y los candidatos respondieron en inglés, con traducción simultánea al español.
Si hubo un modelo a seguir en el debate televisado por Univisión, fue el de Mike Huckabee ex gobernador de Arkansas, quien no dio su brazo a torcer en las acaloradas discusiones que caracterizaron otras presentaciones anteriores y que por ahora encabeza algunas de las encuestas de opinión especialmente en Iova, donde se realizarán las primeras primarias internas.
Este no fue el típico debate, en el que los candidatos tratan de captar las simpatías de la base republicana. Este estaba orientado a un sector electoral más bien hostil como los latinos donde un 57% de los empadronados, prefiere a los demócratas y apenas un 23% a los republicanos.
Y en el tema de la inmigración, los latinos tienden a expresar simpatías por los inmigrantes, tengan o no papeles, mientras que los republicanos promueven una política de mano dura hacia los indocumentados.
Los republicanos, no obstante, consideran que hay otros temas importantes, desde el aborto hasta el menor tamaño del gobierno federal, en los que los latinos prefieren los puntos de vista republicanos a los de los demócratas.
Cuando llegaron las previsibles preguntas en torno al tema de la inmigración, los candidatos se mantuvieron fieles a sus posiciones, pero moderaron el tono de sus respuestas. Todos parecían decir lo mismo. Elogiaron a los inmigrantes legales, plantearon la necesidad de reforzar la vigilancia de las fronteras, y coincidieron en que la inmigración ilegal perjudica a los extranjeros que desean venir al país legalmente.
Ningún candidato usó la expresión 'extranjeros ilegales', que irrita a los indocumentados.
De hecho, no hubo cuestionamientos fuertes. Mitt Romney no insistió en su tesis de que, como alcalde de Nueva York, Rudy Giuliani protegió a los indocumentados. Tampoco se mencionó la afirmación de Giuliani de que Romney había amparado a los indocumentados porque una empresa que contrató para arreglar su jardín empleaba a indocumentados.
Todos trataron de hallar puntos en común y criticaron a Hugo Chávez y Fidel Castro, algo que cae muy bien en Miami, donde el mandatario cubano y su aliado venezolano, son muy mal vistos.
En la Florida, muchos cubano-americanos siguen votando por los republicanos y podrían ser determinantes en las elecciones internas a realizarse el 29 de enero en ese estado.
Edición de esta semana
EL ZÓCALO JUNTO AL CONSULADO CELEBRAN EL DÍA DE REYES
El pasado domingo 7, el Centro de Recursos para los Inmigrantes El Zócalo con el apoyo del Consulado de México en Little Rock, celebraron el Día de Reyes junto a varias familias y voluntarios. / ver más /
Al pastor Martin Luther King Jr. se lo recuerda en Estados Unidos el tercer lunes de enero de cada año, y quizás se le conozca mejor como el principal portavoz estadounidense del activismo no violento por su papel de liderazgo en el movimiento de los derechos civiles de Estados Unidos y su oposición a la discriminación racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Muchos de nosotros empezamos 2017 esperando lo peor. Y, de distintas maneras, nos tocó lo peor.   / ver más /