¿Cómo se entiende 'ilegal'?
Por Michel Leidermann
Cualquier persona durante transcurso de su vida, posiblemente ha quebrado diversas leyes y reglamentos. Estos delitos pueden haber sido leves, como exceder el límite de velocidad o estacionar en un lugar prohibido, y es casi seguro que enfrentará sanciones y multas para continuar con su vida normal, pero nadie le negará la oportunidad de rehabilitarse.
Sin embargo la enorme mayoría de los inmigrantes ilegales, no tiene forma de salirse del embrollo. El estar no-autorizado en este país, es un crimen que no se puede enmendar y sólo la deportación lo libra de él.
EUA tiene un gran problema con la inmigración ilegal, que en gran parte viene de la misma palabra "ilegal" que envicia el debate y obstruye las soluciones. Usada desapasionadamente y literalmente la palabra ilegal no es tan mala. Utilizada como un calificativo, es muy perjudicial para un gran grupo de gente decente. Y como palabra clave del odio racial y étnico, es detestable.
"Ilegal" es un termino que describe la situación de inmigración de una persona. Aproximadamente el 60% de la gente a la que se aplica ha entrado al país ilegalmente. El otro 40%, son los que entraron legalmente pero que no se fueron cuando debían hacerlo. Las penas asociadas con estos delitos no son insignificantes, pero tampoco son criminales. Si los agarran, los mandan de vuelta a su país.
Las estrategias ilusorias de que 700 millas de valla en 2.000 millas de frontera con México podrán detener a los que la cruzan furtivamente y que igual son sólo el 60% del problema, o las espaciadas redadas para capturar a decenas de un grupo de 12 millones de indocumentados, no son señal de realidad.
A menudo las personas se sorprenden que los indocumentados tengan derechos. ¿De verdad? ¿Derechos constitucionales? ¿Pero si ellos son ilegales? ¡Por supuesto que tienen derechos! Tienen la presunción de su inocencia y de las libertades civiles que la Constitución otorga a todas las personas, y no sólo a los ciudadanos de este país.
Criticos se oponen a las palabras alternativas de "indocumentado" o “no autorizado” que pueden ser políticamente correctas, y hasta cierto punto tienen razón.
Pero al menos "indocumentado" y aún mejor "no autorizado", conllevan la posibilidad de una reparación y un arrepentimiento, y permite una acción equilibrada proporcional a la ofensa. La insensibilidad del Congreso y del país para reformar las leyes de inmigración se debe a la incapacidad de comprender la necesidad humana y económica de convertir a un ilegal, en legal. Sin embargo a los culpables de crímenes de drogas o de incendios forestales, si se les da una mejor oportunidad de redimirse y pagar su deuda con la sociedad.
Así pues gente juiciosa como el gobernador Eliot Spitzer de Nueva York que quería hacer las carreteras más seguras con su plan de dar licencias de manejar para indocumentados, o permitir que los hijos de inmigrantes puedan ir a la universidad o servir en el ejército, se enfrentó con la incredulidad e indignación de la mayoría. ¿Cómo se atreve usted? ¡Ellos son ilegales…!
Esto no sólo es detestable, sino que impide cualquier esfuerzo hacia una reforma migratoria razonable mientras se continúe llamando al posible ajuste una "amnistía para los ilegales".
Junto con ello, los fanáticos vuelcan todo su odio hacia las personas de habla hispana tildándolos sin razón como “criminales, leprosos, ladrones, sucios” y cerrando la puerta al sentido común.
Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /