¿Ineptitud de autoridades o tecnología?
Por Michel Leidermann
ES INCREÍBLE QUE LA INEPTITUD de las autoridades en la toma de decisiones y en el uso de la tecnología, se haya sólo descubierto ante la tragedia de Katrina, haciendo que los ciudadanos se pregunten porqué los funcionaros electos por votación (entiéndase políticos) y los funcionarios nombrados por estos, fueron tan ineficaces en la prevención antes del huracán.
No entiendo a la gobernadora de Louisiana, Kathleen Blanco, que en aras de su independencia gubernativa, no activó a los 7,000 guardias nacionales que tenía a su disposición para ayudar en las evacuaciones y prevenir los saqueos y otros desmanes. Tampoco autorizó la entrada al estado de las tropas federales hasta dos días después de la catástrofe.
Y el inepto alcalde Ray Nagin que ordenó el traslado de unos 25,000 ciudadanos hasta el estadio cubierto para ser usado como refugio, sin verificar antes de hacerlo, si tenía el equipamiento y medidas de seguridad para proteger a los refugiados, ni inspeccionar si el techo aguantaría el ciclón (cosa que no hizo). Tampoco ordenó la evacuación obligatoria usando 165 autobuses escolares que se dañaron con la inundación al dejarlos estacionados en su parqueo. Y por último, quejarse que la mayoría de los damnificados eran pobres y negros. Pues resulta que la mayoría de los residentes de Nueva Orleáns, una ciudad afectada por alta criminalidad y malísimo sistema de educación, son pobres y negros.
Y en nuestra propia Arkansas, donde el gobernador Mike Huckabee está silenciosamente preparándose para ser candidato presidencial en el 2008, y que no renuncia sus raíces como predicador bautista, decidió crear su propia oficina de emergencia para ayudar a los desplazados de Katrina que llegaron Arkansas, aumentando con ello la confusión y la falta de información correcta, y complicando las funciones de asistencia que son responsabilidad del Departamento de Servicios de Emergencia de Arkansas (ADES) desde su sede en Conway.
A las 48 horas posteriores a Katrina, Mike Huckabee decía a la prensa que había 70,000 refugiados. Dos días después, rebajó la cifra a 50,000. El ADES y FEMA dijeron que en la lista que ellos habían compilado, sólo tenían 24,000 nombres y que estimaban que muchos estaban repetidos.
Las universidades de Arkansas han reportado sólamente unos 250 estudiantes desplazados y el Departamento de Educación de Arkansas ha dicho que sólo tiene información de 1,755 estudiantes desplazados matriculados en sus escuelas.
¿Porqué tanta desorganización? ¿Falta de prevención, y visión? ¿Será que las autoridades ni siquiera saben que existen las computadoras?
Menos mal que finalmente el presidente Bush (quien también se quedó dormido para Katrina mientras estaba de vacaciones en su rancho de Texas), decidió asumir la responsabilidad y prometer corregir los errores aprendidos.
Pues bien, para Rita, el gobierno federal coordinó su accionar con el gobernador de Texas y reunió alimentos, agua potable, y generadores eléctricos, también activando a los militares, ANTES de Rita. Por suerte Rita, causó bastante menos daños de lo estimado originalmente.
Sería quizás tiempo de reformar las leyes y poner a los militares a cargo de la asistencia para catástrofes. Sacar a los políticos de situaciones que necesitan de carácter, orden, acción, y sacrificio, quizás sea la única solución para enfrentar emergencias en este país.
¿Y usted que opina?
el-latino@arktimes.com (501) 374-5108 www.ellatinoarkansas.com
Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /