Cómo conseguir capital para tu pequeño negocio
2805A.jpg
¿Te gustaría tener tu propio negocio? Quizás lleves un buen tiempo pensándolo y pero temes no contar con suficiente dinero para mantenerlo una vez que logres abrirlo.
¡Ánimo!, no permitas que eso te impida planear tu futuro. Otros empezaron con los mismos temores y lograron triunfar.
Algunas de las "tácticas" que usaron muchos empresarios para salir adelante en sus negocios son las siguientes:
• Sácale el máximo provecho a los recursos que tienes. Una buena forma de empezar a acumular capital inicial es reduciendo durante algunos meses tus gastos y prescindiendo de todo lo innecesario. ¡Nada de gastos triviales! Espera para cambiar el auto o comprar la casa.
• No seas pesimista ni te dejes abatir. En la fase inicial de un negocio, financiarlo puede ser un verdadero dolor de cabeza. Posiblemente te sobregires a menudo y tengas que negociar con los acreedores. Mantén la calma y mira adelante con espíritu positivo. Ten fuerza y usa tu creatividad para conseguir recursos.
• Pide prestado sólo lo imprescindible. Siempre que te sea posible, trata de recurrir primero a tus familiares y amigos, pues seguramente los intereses que te cobrarán serán más bajos que los de un banco. Siempre paga el préstamo en el plazo acordado o vuelve a negociarlo a tiempo o correrás el riesgo de dañar esas relaciones.
• Usa tu casa como fuente de recursos. Tu casa puede ayudarte a financiar el negocio de tus sueños, bien sea pidiendo una línea de crédito sobre ella o refinanciándola para obtener el “homeequity loan” (préstamos sobre capital). Después usa el sentido común y no malgastes ese dinero.
• Elabora un plan financiero preciso y bien diseñado. Así tendrás más control sobre tu proyecto del negocio y se te facilitará conseguir apoyo económico.
• Los inversionistas acogen mejor las solicitudes cuando les presentan un plan detallado y realista. Si has puesto parte de tu capital en el proyecto o has pedido un préstamo para respaldarlo, te será más fácil hallar inversionistas. Te será difícil convencer a otros que inviertan en algo en lo que primero no has financiado una parte tú mismo.
• Usa tu tarjeta de crédito para salir de un apuro. Si de repente se presenta una pequeña urgencia, echa mano a tu tarjeta de crédito personal. No es la mejor opción, ya que tiene tasas de interés más altas que otro tipo de préstamo, pero podrás resolver el problema con rapidez.
• ‘Gánate’ a quienes te venden productos o servicios. Pídeles que te den un precio mínimo y facilidades de pago. Programa siempre sus pagos primero cuando tengas fondos disponibles. Si te atrasaras por alguna razón, avísales.
• Trágate el orgullo a la hora de pedir dinero prestado o descuentos. Recuerda siempre que, cuando se empieza un negocio, un buen consejo no tiene precio
Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /