México cuando se necesita
Una de las consecuencias de que el voto latino se haya convertido en un protagonista tan importante de las elecciones primarias en los EUA, es que el tema de México ha salido a la luz y no está más en la oscuridad de los asuntos marginados.
En su afán por conquistar las simpatías de los latinos que conforman el 15% de la población general y son un creciente segmento del electorado (se estiman 11 millones en noviembre), los aspirantes a la presidencia han vuelto por fin la mirada hacia su vecino del sur, aunque con un enfoque totalmente distinto.
Del lado republicano, el senador John McCain se ha caracterizado por un doble discurso en lo que se refiere a México y a la comunidad latina en EUA.
Cuando aún no era candidato a la presidencia, el héroe de Vietnam ganó muchos adeptos latinos al proponer en el 2007, junto con el senador Edward Kennedy, una amplia reforma migratoria. Sin embargo, ahora que McCain necesita convencer a los republicanos más conservadores de que es uno de ellos, ha moderado su postura sobre la inmigración y ha enfatizado el tema de la seguridad interna y de la necesidad del muro en la frontera. Antes de volver a hablar de reformas. Consciente de que esta dureza le ha hecho perder terreno entre los latinos, recientemente suavizó el tono al elogiar los esfuerzos del presidente Felipe Calderón para combatir el narcotráfico y prometió que, de llegar a la Casa Blanca, reforzará las relaciones con México.
En el bando demócrata, Barack Obama es quien ha hecho las declaraciones más conciliatorias en torno a México. Recientemente, durante su campaña por Texas, donde el voto latino fue clave en las primarias del 4 de marzo, dijo que si se convierte en presidente, una de sus prioridades será enmendar las maltrechas relaciones entre Los Pinos y la Casa Blanca.
Obama, quien al igual que Hillary Clinton es partidario de una reforma migratoria integral, subrayó que buscaría reunirse periódicamente con Calderón para atacar al crimen organizado a lo largo de la frontera y aseguró que está a favor de enmendar el Tratado de Libre Comercio (NAFTA) e impulsar estándares laborales y ambientales que sean de beneficio mutuo.
Clinton, por su parte, se ha visto obligada a tocar el tema de NAFTA. Ante los ataques de Obama, en el sentido de que ella ha sido una de las más ardientes defensoras del tratado NAFTA, promoivido y aprobado durante la presidencia de su marido Bill Clinton. La senadora ha enfatizado que ella también piensa que el acuerdo se debe renegociar pues es demasiado desfavorable para la industria estadounidense.
De este modo, la revisión de NAFTA — que en México ha sido motivo de enardecidas protestas por las ventajas concedidas a EUA — ha resurgido con inusitado vigor en el escenario político más importante del momento: la lucha por la Casa Blanca.
Varios expertos consideran difícil que el tratado sea objeto de revisión y califican de irresponsables las declaraciones de Clinton y de Obama. Aún así, lo importante es que este tema haya salido a la luz y es de esperarse que muchas otras cuestiones de interés bilateral sean discutidas bajo una nueva perspectiva y no sólo como temas de campaña. Además el presidente mexicano ha dicho que buscará formas de incentivar la inversión extranjera (entiéndase norteamericana) para mejorar las condiciones económicas internas y evitar más salidas de mexicanos hacia el norte.
Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /