Lenta integración de méxico-americanos a la vida estadounidense
Por Alan Leveritt
2923A.jpg
La segunda, tercera y cuarta generación de méxico-americanos hablan inglés y prefieren la música estadounidense, aunque muchos no terminan la universidad y continúan viviendo en vecindarios mayoritariamente latinos, señala una investigación.
El informe "Generaciones de Exclusión: Mexico-americanos, Asimilación y Raza", de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA), se presenta como el más comprensivo reporte sociológico jamás producido sobre ellos.
El estudio presenta algunos datos favorables aunque la mayoría de ellos son perturbadores", según Edward Telles, profesor de UCLA y coautor de la investigación.
"Lingüísticamente, los méxico-americanos se están asimilando dentro del entorno muy bien, y para la segunda generación casi todos los mexicanos logran un manejo efectivo del inglés", señaló el investigador.
No obstante, la educación de la segunda generación de méxico-americanos mejora sustancialmente con respecto a la primera, pero el nivel educativo de la tercera y cuarta generación no avanza con respecto a la segunda y en algunos casos quedó por debajo.
"Sin embargo las barreras institucionales, la discriminación persistente, las políticas de castigo sobre la inmigración y una permanencia en la mano de obra mexicana barata en los estados del suroeste, han hecho la inmigración más difícil para los mexico-americanos".
Según UCLA, el nuevo trabajo es una actualización del libro "La Gente Mexico-americana" escrito en 1970, que fue el primer estudio a fondo de los mexicanos en EUA y que se convirtió en un punto de referencia para investigaciones posteriores.
"Generaciones de Exclusión", que abarca un período de cerca de 40 años, concluye que -a diferencia de los inmigrantes europeos llegado al país- los mexico-americanos no se han integrado completa y totalmente en los EUA para la tercera y cuarta generación.
La investigación entrevistó a cerca de 700 de las personas que participaron en el estudio de 1970 y alrededor de 800 de sus hijos, la mayoría ciudadanos estadounidenses.
Los méxico-americanos obtuvieron mejores niveles educativos cuando conocieron profesionales en su infancia, cuando sus padres tuvieron mejor educación y participaron más en las actividades escolares y de las iglesias, encontró la investigación.
Proporcionalmente a la educación, el nivel económico de la segunda generación mejoró con respecto a la primera aunque se estancó en las generaciones tercera y cuarta.
Los ingresos, el nivel laboral y la propiedad de vivienda fueron alarmantemente bajos en las últimas generaciones. La principal razón encontrada por el estudio para los bajos niveles de ingreso fue el reducido nivel de escolaridad.
Quienes estudiaron en colegios católicos presentaron un mejor educación que quienes lo hicieron en colegios públicos.
Mientras la segunda generación habla inglés fluido, el nivel de español fue descendiendo en la tercera y cuarta generación de forma gradual, encontrándose que el 36% de la cuarta generación habla español de manera fluida.
Mientras que en la primera generación cerca del 90% de méxico-americanos era católico, en la cuarta generación sólo el 58% se declaró católico.
La mayoría de los méxico-americanos se identifican como "Mexicanos" o "Mexico-americanos" aún en la cuarta generación.
Sólo cerca del 10% se identifica como "Estadounidense" ("American"). Además, consideran que el factor étnico es muy importante y muchos dijeron que quieren transmitirlo a sus hijos.
Los mexico-americanos adultos de la tercera y cuarta generación vivieron en vecindarios más segregados que cuando eran jóvenes. Esto se debe al alto número de latinos e inmigrantes que se mudaron en esos vecindarios, encontró el estudio.
La tercera y cuarta generación de los Mexico-americanos respaldan políticas de inmigración menos restrictivas que la mayoría de la población y apoyan en general en la educación bilingüe y la "acción afirmativa". Su escolaridad limitada amarró a muchos en una condición socio-económico baja. También los menores niveles de educación se tradujeron en bajas tasas de matrimonios interculturales, una identificación americana débil y menos intenciones de registrarse y votar.
Los investigadores resaltaron que la segunda generación de méxico-americanos que nacieron en EUA o vinieron siendo niños, se incorporaron más fácilmente al país que otros inmigrantes
Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /