Detectan sustancias químicas en agua potable
2945A.jpg
Una vasta variedad de sustancias químicas usadas en la fabricación de de medicamentos -incluyendo antibióticos, anticonvulsivos, antidepresivos y hormonas sexuales- han sido detectados en las redes de agua potable para al menos 41 millones de estadounidenses, según una investigación del servicio de noticias Associated Press (AP).
Las concentraciones de esas drogas son mínimas, medidas en cantidades de partes por millón o miles de millón, muy por debajo de los niveles de una dosis médica y las compañías de suministro de agua potable, insisten en que el agua no es peligrosa.
Pero la presencia de tantos medicamentos de venta con receta y otros de venta libre en agua potable, está aumentando las preocupaciones de científicos sobre las consecuencias a largo plazo para la salud humana.
En el curso de una pesquisa de cinco meses, la AP descubrió que se han detectado drogas en los suministros de agua potable de 24 importantes áreas metropolitanas, desde California hasta Nueva Jersey.
Los abastecedores de agua raramente publican los resultados de sus análisis químicos, a menos que se les exija porque estiman que el público no sabe cómo interpretar la información y pudiera alarmarse sin razón.
Las drogas llegan hasta la red de agua porque la gente toma píldoras, sus cuerpos absorben parte del medicamento, pero el resto pasa y va a parar al inodoro. Las aguas negras son tratadas antes de ser descargadas en los tanques, ríos y lagos. Entonces, parte de esas aguas son limpiadas de nuevo en plantas de tratamiento y enviadas a los consumidores. Pero la mayoría de los tratamientos no eliminan los residuos de medicinas.
Y aunque los investigadores no entienden aún los riesgos exactos de años de persistente exposición a combinaciones de dosis bajas de drogas, estudios recientes han encontrado efectos alarmantes en células humanas y en la fauna y la flora.
En el noroeste de Arkansas, el Servicio Geológico de los EUA ha estudiado las sustancias químicas en los arroyos y las fuentes de aguas subterráneas. En un estudio de 2004, de 17 lugares a lo largo de 7 arroyos en el Noroeste cercanos a las plantas de tratamiento de aguas residuales, los científicos hallaron 42 de los 108 compuestos químicos en la lista oficial.
La agencia también realiza las pruebas de calidad de agua de Arkansas Central, y en febrero comenzó las pruebas de aproximadamente 70 compuestos farmacéuticos y otros contaminantes en el Lago Maumelle, en North Little Rock.
Estas nuevas pruebas se suman a las de otras sustancias químicas requeridas por los gobiernos estatal y federal, y los resultados deberían estar disponibles en los próximos meses.
El Departamento de Salud de Arkansas prueba regularmente todas las fuentes de agua pública en el estado buscando más de 100 posibles contaminantes, como plaguicidas, herbicidas y otros productos químicos.
Por su parte Central Arkansas Water en su sitio en la Internet dice que las pruebas realizadas el año 2006 resultaron en un total cumplimiento con todos los estándares tal como lo establece la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (USEPA) y el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Arkansas. Ese año no hubo ninguna violación de las Reglas y Reglamentaciones del Ley Federal de Agua Potable Segura (SDWA) relativas al Suministro de Aguas Públicas.
También informa que el agua potable (tanto la del grifo como la embotellada), proviene de diversas fuentes: lagos ríos, arroyos, estanques, embalses, manantiales y pozos. El curso del agua por la superficie terrestre o por los suelos disuelve los minerales a su paso, aún los materiales radioactivos, además de poder recoger sustancias provenientes de la presencia de animales o de la actividad humana.
Las sustancias que pueden llegar a estar presentes en el agua incluyen:
• Microbios, como virus y bacterias, los cuales pueden provenir de los sistemas sépticos, las actividades agrícola-ganaderas y la vida silvestre. Sustancias inorgánicas, tales como las sales y los metales, que pueden resultar naturalmente de la producción del petróleo y el gas, de las descargas de aguas domésticas servidas, de laminería, las granjas y los desagües de las bocas de tormenta en las ciudades.
• Pesticidas y herbicidas, que pueden provenir de varios orígenes, como la agricultura, la silvicultura (actividad forestal), los usos residenciales y las aguas de las bocas de tormenta.
• Químicos orgánicos, tanto sintéticos como volátiles, que son subproductos de la producción de petróleo y que también provienen de las estaciones de servicio, de las cámaras sépticas y de los desagües de las bocas de tormenta.
• Sustancias radioactivas que pueden surgir como consecuencia natural de la producción de gas, petróleo y de las actividades mineras.
Se puede esperar que el agua potable, incluso la embotellada, contenga por lo menos pequeñas cantidades de algunos contaminantes. La presencia de contaminantes no necesariamente indica que el agua implique un riesgo para la salud.
Edición de esta semana
CLUB ROTARIO DE WEST LITTLE ROCK OTORGA BECAS A LATINOS 
El miércoles 13 durante su junta semanal regular, el West Little Rock Rotary Club a través de su Fondo de Educación y Beneficencia, entregó becas de estudios de $1.000 por semestre para el año académico 2018-19, a tres jóvenes estudiantes secundarios graduados que cumplieron con los requisitos de calificaciones, necesidad financiera, liderazgo, y servicios a la comunidad y/o escuela.   / ver más /
EL LATINO recibió la denuncia del padre de una alumna de la escuela Hall High de Little Rock, cuando se dio cuenta que, en el boletín escolar de la niña, no habían traspasado la mitad de sus créditos por los cursos completados.     / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Si puede, recuerde cuando usted era pequeño y recuerde cómo se sintió al estar separado de su madre y su padre. No solo jugando en el patio o en la calle o parque, incluso por un corto momento, sino verdaderamente perdido. Recuerde el pánico que sintió.   / ver más /