Zona devastada en la frontera México-Guatemala espera ayuda
302A.jpg
Seis días después del paso de la tormenta Stan, la anunciada ayuda oficial aún no ha aparecido el lunes 10 en una región del sur de México, adonde llegaron también cientos de guatemaltecos huyendo de su propia tragedia.
Los lugareños indígenas de la sierra del sur mexicano comparten con los damnificados guatemaltecos el hambre, la sed, el dolor, el miedo y la muerte, mientras las enfermedades se ciernen sobre la zona fronteriza.
La falta de ayuda gubernamental mantiene al borde de la desesperación a pobladores que sobrevivieron a las lluvias asociadas a Stan, que han dejado hasta el momento al menos 38 muertos en México y cerca de 700 en Centroamérica. Los desaparecidos en El Salvador, Guatemala y el sur de México se cuentan en cientos y los afectados por las secuelas del huracán, por miles.
Los habitantes de Amatenango de la Frontera, en el estado de Chiapas, asolados por los ríos Grijalva y Mazapa, vivieron momentos críticos cuando los caudales crecieron de manera inusitada y los puentes y caminos cedieron ante la furia de las lluvias. Muchos indígenas y campesinos debieron marcharse a las cimas de las montañas, donde muchos permanecen aún. Se cree que decenas de campesinos se hallan atrapados en aldeas inundadas en la profundidad de la selva, y algunos temen que la muerte pueda llegar a esos lugares antes que los helicópteros del Gobierno.
Las autoridades municipales y los vecinos clamaban, para que el Gobierno federal o las fuerzas militares les envíen un helicóptero con alimentos, medicamentos y agua potable, y para trasladar a los enfermos.
Socorristas y médicos de pueblos cercanos trataban de llegar a Amatenango de la Frontera para atender a mujeres a punto de dar a luz, a niños recién nacidos y a ancianos destrozados por la amargura.
Muchos labriegos fueron vistos en otras regiones de Chiapas y el devastado estado de Veracruz, ribereño del Golfo de México, reclamando auxilio desde las copas de los árboles o los techos de las viviendas.
Edición de esta semana
LOS ASOMBROSOS PECES DE TANIA PÓO
Por Michel Leidermann
Al visitar el sábado 11 en el Jardín Bernice de Little Rock el evento de “Tacos y Tianguis” organizado por El Zócalo, Centro de Recursos para Inmigrantes, me encontré con la agradable sorpresa de descubrir un tipo de arte en papel que yo desconocía hasta la fecha. Otros asistentes también decían ¡Qué padre…! al admirar los hermosos peces de color que no parecen hechos de papel.   / ver más /
La idea de celebrar el Día del Padre se originó en 1909, cuando una mujer, Sonora Louise Smart, nacida en Jenny Lind, condado de Sebastian, Arkansas en 1882, propuso la idea. Ella quería homenajear a su papá, William Jackson Smart, quien sirvió como sargento en el regimiento de artillería de Arkansas (Union’s First Arkansas Light Artillery) durante la Guerra Civil. La familia se trasladó posteriormente en 1887 cerca de Spokane, Estado de Washington.   / ver más /
A medida que Arkansas sufre inundaciones y daños históricos, la Procuradora General, Leslie Rutledge, advierte a los residentes que tengan cuidado con los estafadores de seguros contra inundaciones que intentarán robarle su dinero en medio del caos.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Los profesionales médicos de Arkansas y todo el país están de acuerdo en que nos enfrentamos a una enorme escasez de médicos y enfermeras. Por lo general, las enfermeras son la primera persona que un paciente ve, la persona que ordenará sus medicamentos a la farmacia, la persona que lo “seguirá” cuando el tratamiento esté completo.   / ver más /