Zona devastada en la frontera México-Guatemala espera ayuda
302A.jpg
Seis días después del paso de la tormenta Stan, la anunciada ayuda oficial aún no ha aparecido el lunes 10 en una región del sur de México, adonde llegaron también cientos de guatemaltecos huyendo de su propia tragedia.
Los lugareños indígenas de la sierra del sur mexicano comparten con los damnificados guatemaltecos el hambre, la sed, el dolor, el miedo y la muerte, mientras las enfermedades se ciernen sobre la zona fronteriza.
La falta de ayuda gubernamental mantiene al borde de la desesperación a pobladores que sobrevivieron a las lluvias asociadas a Stan, que han dejado hasta el momento al menos 38 muertos en México y cerca de 700 en Centroamérica. Los desaparecidos en El Salvador, Guatemala y el sur de México se cuentan en cientos y los afectados por las secuelas del huracán, por miles.
Los habitantes de Amatenango de la Frontera, en el estado de Chiapas, asolados por los ríos Grijalva y Mazapa, vivieron momentos críticos cuando los caudales crecieron de manera inusitada y los puentes y caminos cedieron ante la furia de las lluvias. Muchos indígenas y campesinos debieron marcharse a las cimas de las montañas, donde muchos permanecen aún. Se cree que decenas de campesinos se hallan atrapados en aldeas inundadas en la profundidad de la selva, y algunos temen que la muerte pueda llegar a esos lugares antes que los helicópteros del Gobierno.
Las autoridades municipales y los vecinos clamaban, para que el Gobierno federal o las fuerzas militares les envíen un helicóptero con alimentos, medicamentos y agua potable, y para trasladar a los enfermos.
Socorristas y médicos de pueblos cercanos trataban de llegar a Amatenango de la Frontera para atender a mujeres a punto de dar a luz, a niños recién nacidos y a ancianos destrozados por la amargura.
Muchos labriegos fueron vistos en otras regiones de Chiapas y el devastado estado de Veracruz, ribereño del Golfo de México, reclamando auxilio desde las copas de los árboles o los techos de las viviendas.
Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /