Café es el nuevo negro
Por Alan Leveritt
3305A.jpg
Cuando el Departamento de Educación Superior de Arkansas anunció hace algunos días después de examinar los números de Seguro Social de todos los estudiantes en las universidades de Arkansas, que son muy pocos los hijos de inmigrantes no autorizados que asisten a ellas, yo no estaba seguro de cómo tomarlo.
El articulo del periódico parecía una buena noticia: "Epa!!!!, los mexicanos no van la universidad después de todo" fue el mensaje que se entendía entre líneas. ¿No está el mundo al revés cuando el gobernador pro-educación de Arkansas, Mike Beebe, un Estado que está en el lugar 50 nacionalmente del número de graduados universitarios, se siente aliviado al saber que los jóvenes no asisten a las universidades en su estado?
Yo sé que estos son los hijos de inmigrantes ilegales y no tienen derecho a estar aquí. Y digo, ¿y qué? Están aquí, y si la historia es una guía, no se devolverán a sus países, y es en nuestro mejor interés que el mayor número posible de niños vaya a la universidad.
Si un niño ha vivido aquí durante tres años y se ha graduado de una escuela secundaria de Arkansas, le cobramos alrededor de $ 11.000 (matrícula estatal) al año para ir a la universidad. Y si fue a la escuela y se graduó en otro Estado, le cobramos casi el doble (matrícula de fuera del estado), en la suposición legítima de que su familia no ha pagado impuestos en Arkansas y por ello no ha apoyando económicamente a nuestras escuelas que son financiadas con parte de esos impuestos.
Pero en el caso de los hijos de inmigrantes no autorizados, nos limitamos a fingir que no han vivido aquí durante tres años y pretendemos que no acaban de graduarse de una Escuela Secundaria. Seguidamente, se pretende que su familia no ha pagado impuestos sobre las ventas ni sobre sus salarios (que se deducen de su cheque de pago que usa el falso número de Seguro Social), durante todos los años que han estado en Arkansas.
Se pretende que no existen cuando en realidad son nuestros vecinos y compañeros de trabajo y son seres humanos. Ellos son los más pobres de entre nosotros y encarecemos al doble el precio para que sus hijos puedan recibir una educación superior. Ahora díganme ¿que habría hecho Jesús?
Hagamos a un compromiso. El razonamiento para cobrarle la matrícula de fuera del estado, es que la familia del estudiante no ha pagado los impuestos estatales. Por lo tanto, si la familia de un niño puede demostrar que ha estado pagando los impuestos sobre sus ingresos mientras viven en Arkansas por lo menos durante los tres últimos años, y el niño se gradúa de una escuela secundaria de Arkansas, debemos tratarlos igual que como a los compañeros junto con quienes se graduó. ¿Justo?
El Presidente Reagan promovió una ley federal a finales del decenio de 1980, que decía que si un trabajador estaba en EUA sin documentos pero conseguía probar que había pagado sus impuestos y no había cometido un delito, podía ponerse en la cola para obtener la residencia legal y, en última instancia, la ciudadanía.
Mi predicción es que algo similar a la ley de Reagan va a ser promulgada en los próximos años. Un gobierno que no puede evacuar a 60,000 victimas de Katrina desde Nueva Orleáns, tendrá serias dificultades para deportar a 10 o 12 millones de personas a México.
Vamos a dejar de fingir. Nos guste o no, hay alrededor de 200,000 latinos que viven en Arkansas en la actualidad, y las probabilidades son que sus hijos y nietos seguirán viviendo aquí por muchos años. Podemos maximizar su potencial o podemos colocar barricadas para mantenerlos en la pobreza y sin educación.
Los demagogos que tienen miedo de los latinos y de los inmigrantes de todos los colores, son los mismos que lanzaron sus mentiras y odio contra los negros en la década de 1950.
Café es el nuevo negro cuando se trata de fanatismo racial y esta es la pregunta sobre los derechos civiles que enfrentamos en nuestra era.
La cuestión es ¿de qué lado está usted?
Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /