"No preguntar, no decir"
Por Michel Leidermann
El comité del Congreso Nacional celebró recientemente una audiencia sobre la ley promulgada en 1993 de "no preguntar, no decir", la que impide a los homosexuales servir en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos.
El hecho mismo es interesante sobre todo cuando Barack Obama declaró su oposición a esa política y prometió derogarla en caso de ser elegido.
El Pentágono se había comprometido a dejar de preguntar sobre la orientación sexual de sus miembros y de investigar las denuncias de homosexualidad, pero todavía estudia las acusaciones de homosexualidad.
El personal militar está siendo dado de baja por razones de orientación sexual casi a la misma velocidad que antes de ser implementada la política. Por ello todavía los homosexuales y las lesbianas que desean servir en uniforme, deben ocultar su secreto o correr el riesgo de una baja deshonrosa.
A los homosexuales deberían otorgárseles los mismos derechos y privilegios que a los demás, incluyendo la oportunidad de servir a su patria. Todos los argumentos contrarios a permitir dicho servicio, son impulsados principalmente por miedo fanático, la superstición y la ignorancia.
Todos conocen a alguien gay, incluso sin saberlo. Ellos no son más normales o desequilibrados que el resto de la gente.
¿Porqué alguien debe ser obligado a anunciar su preferencia sexual, o porqué debería esto llamar la atención? La sexualidad de otra persona no debería importar.
Ciertamente, hay cuestiones de decoro y de algunos comportamientos que no pueden tolerarse. Pero los heterosexuales son igualmente capaces de violar las buenas costumbres y actuar groseramente en publico.
Cerca de 12,000 militares han sido sacrificados bajo el "no preguntar, no decir" desde 1993.
Cuando los militares necesitan combatientes, los comandantes tienden a pasar por alto detalles como la orientación sexual. La competencia de una persona no tiene nada que ver con quién a él o a ella le guste dormir.
Ante la subcomisión congresista, el Major General Vance Coleman, testificó que debido al “no preguntar, no decir”, casi 800 personas con habilidades especiales, que el Departamento de Defensa califica de " críticas para la misión", se han dado de baja este año, incluidos 60 especialistas en lengua árabe. Citando "una investigación", un estimado de 41,000 homosexuales que se han ofrecido voluntariamente para el servicio, han sido disuadidos a no servir por esta política, dijo Coleman.
Si bien puede ser imposible erradicar la intolerancia de nuestros corazones, no hay que institucionalizarla. No tiene que gustarle una persona gay, pero no se le puede negar los mismos derechos que tienen todos los ciudadanos estadounidenses.
En sí y por sí misma, la homosexualidad es moralmente neutra. No es una cosa buena cosa, no es mala, ni siquiera es muy interesante. No se describe como enfermedad o defecto moral, simplemente es como son algunas personas, como ser colorín o ser zurdo. Pueden haber factores ambientales que contribuyen al hecho de ser gay. No es una elección, al menos no para la inmensa mayoría de los gays y las lesbianas.
Es simplemente una manera que algunas personas prefieren hacer el amor y ser acariciadas. Puede que no sea su preferencia, pero siempre ha existido y siempre existirá. No es una amenaza, una enfermedad o una maldición. Creer lo contrario es superstición.
Siempre han habido homosexuales luchando y muriendo para proteger a su país, el mismo que se negó a aceptarlos como ciudadanos de pleno derecho. Tenemos que cambiar eso ahora.
Edición de esta semana
EL ZÓCALO JUNTO AL CONSULADO CELEBRAN EL DÍA DE REYES
El pasado domingo 7, el Centro de Recursos para los Inmigrantes El Zócalo con el apoyo del Consulado de México en Little Rock, celebraron el Día de Reyes junto a varias familias y voluntarios. / ver más /
Al pastor Martin Luther King Jr. se lo recuerda en Estados Unidos el tercer lunes de enero de cada año, y quizás se le conozca mejor como el principal portavoz estadounidense del activismo no violento por su papel de liderazgo en el movimiento de los derechos civiles de Estados Unidos y su oposición a la discriminación racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Muchos de nosotros empezamos 2017 esperando lo peor. Y, de distintas maneras, nos tocó lo peor.   / ver más /