Centro presidencial Bill Clinton rememora un mandato intenso y discutido
34A.jpg
Desde la prosperidad económica sin precedentes hasta Monica Lewinsky y otros devaneos personales, la Biblioteca Bill Clinton promete abarcar todo el controvertido mandato del popular 42 presidente de EUA, naturalmente desde el punto de vista del ex-presidente
El Centro Presidencial Clinton quiere ser un compendio de la intensa, exitosa y a veces escandalosa presidencia de Clinton, un hombre que resumió en su mandato (1993-2001) todas las contradicciones de un período vertiginoso: los años 90.
El edificio, muy futurista, ha costado 165 millones de dólares, procedentes de contribuciones privadas, y ha generado otros 800 millones de inversiones en Little Rock, la capital de Arkansas que Clinton gobernó durante once años.
La forma del edificio, diseñado por el arquitecto neoyorquino James Polshek, es la de un enorme prisma rectangular de 20,000 pies cuadrados, cubierto de cristal, moderno y rectangular, emerge desde la ribera sur sobre el río Arkansas, adyacente al puente ferroviario Rock Island, que había sido abandonado en 1980, y que pronto se reabrirá como un paseo peatonal sobre el río.
Tanto por su diseño como por su situación, sobre el río Arkansas, constituye un auténtico “puente sobre el siglo XXI”, tal como el propio Clinton definió a su presidencia.
El Centro, además, quiere constituirse también en un punto de atracción turística y de revitalización económica para la capital del pequeño y modesto estado de Arkansas, una pequeña ciudad de apenas 183.000 habitantes y economía renqueante.
Desde su inaguración el 18 de Noviembre del 2004 y hasta fines de Abril del 2004, ya lo habían visitado más de 300,000 personas.
La biblioteca incluye unos 100 millones de páginas en documentación, así como fotografías (más de 2 millones), y vídeos, el mayor volumen de información de ninguna otra biblioteca presidencial de este país.
Entre los 80,000 objetos exhibidos, el museo presenta una de las limusinas que usó el ex presidente, así como una reproducción íntegra del Despacho Oval de la Casa Blanca, con la decoración que tenía durante la era Clinton, y la sala de reunión del gabinete ministerial.
Las catorce salas del museo incluyen elementos como el período de prosperidad económica más largo que jamás ha vivido EEUU, o la paz general que disfrutó el país, sólo interrumpida por atentados terroristas como el de Oklahoma o los cometidos por Al Qaeda contra intereses estadounidenses en Africa y el Golfo Pérsico.
También hay referencias a cuestiones medioambientales, la lucha mundial contra el SIDA o la política multilateralista de Clinton.
Pero toda presidencia tiene sus claroscuros, que con Clinton fueron aún más intensos, y se tradujeron en los escándalos personales.
Primero estuvo el caso Whitewater, un oscuro proyecto inmobiliario en el que Bill y Hillary Clinton hicieron inversiones y que fracasó. Tras años de investigación, el asunto se quedó en nada.
Los Clinton siempre dijeron que ese caso fue una persecución política por parte de los conservadores.
El museo llama a los escándalos “La lucha por el poder”, con una sección llamada “Una nueva cultura de la confrontación”, que intenta demostrar que el juicio político contra Clinton por su relación con Monica Lewinsky, la pasante de la Casa Blanca, y llevó a Clinton a un juicio político en el que se jugaba la destitución.
Al final, el Senado votó a favor de mantenerle en el cargo, pero ello no evitó que la investigación del fiscal especial Ken Starr desvelara multitud de detalles sexuales, algunos escabrosos.
El escándalo dio la vuelta al mundo y convirtió al presidente del país más poderoso en uno de los más ridiculizados.
Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /