Las personas más altas son las más felices.
Las personas más altas son más felices, en promedio, que las petisas, según reveló un estudio realizado en Estados Unidos por Gallup-Healthways Well-Being Index (Indice de Formas de Bienestar Gallup).
Los resultados revelaron que las personas más altas estaban más satisfechas con sus vidas y eran más propensas a emociones positivas como el disfrute y la felicidad y menos proclives a sensaciones como la ira, la tristeza y el estrés.
"Cada pulgada adicional de altura tiene el mismo efecto en el informe de satisfacción personal con la vida que un 4% de aumento en el ingreso familiar," calcularon los expertos.
Los hombres que no se graduaron en la escuela secundaria son en promedio más de 1 pulgada más bajos que aquellos de estatura promedio y hasta 2 pulgadas más bajos que el varón promedio con estudios secundarios completos.
Las diferencias fueron apenas menores entre las mujeres.
"La principal razón por la cual las personas más altas se sienten mejor es que tienen mayores ingresos, están mejor educados y tienen mejores puestos de trabajo. El dinero es un poderoso vaticinador de satisfacción en la vida" indicaron los autores.
El índice de Gallup evaluó el bienestar de los residentes estadounidenses a partir de los resultados de este sondeo, basado en entrevistas a 1.000 personas por día entre el 2 de enero y el 7 de julio.
Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /