Rescate hipotecario: justos por pecadores
Por Michel Leidermann
La propuesta de rescate entre Legisladores y la Casa Blanca, es un capítulo más de una tradición desalentadora de gobiernos que favorecen, en la formulación de políticas y otorgamiento de recursos, a quienes hacen las cosas mal.
Hay mucha culpa para repartir entre todas las partes. Desde los codiciosos prestamistas, los irresponsables propietarios de vivienda, hasta los legisladores y los reguladores políticos. Ninguno tuvo un papel honesto y honorable.
El codicioso guardará su dinero, el irresponsable mantendrá su casa, y los políticos y los reguladores que permitieron todo ese descalabro, permanecerán en sus cargos. A nosotros los contribuyentes nos mandarán al diablo. Y ninguno de nosotros tuvo nunca antes que asumir la responsabilidad de un fracaso de esa enorme magnitud y no causada por nosotros.
Por 1 billón de dólares, ¿que es lo que vamos a aprender? ¡Absolutamente nada!
En 1997 se realizó la primera oferta bursátil de préstamos otorgados convertidos en valores a través de la Ley de Reinversión en la Comunidad (CRA). La bursatilización es la puesta en un pozo común del flujo de caja y su reenvasado posterior, de títulos como las hipotecas, luego convertidas en valores bursátiles, y vendidas a inversores.
En 1999 el Congreso derogó la Ley Glass-Steagall, que desde 1933 había separado los tipos de banco en instituciones comerciales de depósito (gerenciados para limitar riesgos) y los bancos de inversión (que participan en la venta especulativa de los valores).
Como era de esperar, los préstamos hipotecarios del CRA crecieron a tasas más rápidas que los préstamos normales, y su bursatilización pasó de la inexistencia en 1970, a una fuente de financiación por $8 billones en valores agregados el año 2005.
La desregulación y las vagas pautas sobre préstamos, depósitos y valores, eran supuestamente para compensar el evidente conflicto de intereses inherente de la concesión del crédito (préstamo) y el uso del crédito (inversión) por la misma institución.
Se hicieron fortunas en Wall Street, se otorgaron millones de préstamos dudosos y los votos para aprobarlo se obtuvieron en Washington.
Dejados fuera de todo el debate, estuvieron los millones de dueños de casa que eligieron vivir dentro de sus posibilidades y que se negaron a optar por las hipotecas de alto riesgo, así como los bancos reputables que siguieron las normas pareciendo ser lentos y anticuados y menos rentables por de seguir las reglas y ser cautos en los riesgos.
¿Qué mensaje envía un salvataje como el que se aprobó?
En esencia que fueron estúpidos los que actuaron correctamente, y que por lo menos en los ojos del gobierno no merecen ninguna ayuda, socorro o rescate por su fidelidad a las normas claras y establecidas.
De hecho, ahora tendrán que pagar por los impíos.
Haríamos bien en recordar que la usura, en su definición clásica, fue históricamente considerada un crimen mayor que el robo. Los contribuyentes merecen una satisfacción mejor que la que se ofrece en este rescate por $700 billones, pero como de costumbre, terminarán pagando los platos rotos y probablemente no obtendrán satisfacción.
En aras del libre comercio y como una acción social para igualar la propiedad de viviendas entre todos los grupos económicos, no se aplicaron reglas claras y responsabilidades directas, y varios gobiernos animaron a los prestamistas a otorgar hipotecas a familias de bajos ingresos. Ahora los responsables de otorgar millones sin respaldo adecuado seguirán vivitos y ricos mientras que el contribuyente será responsable por las deudas que otros irresponsables causaron.
Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /