Amor demócrata y republicano por latinos
Por Michel Leidermann
De pronto, los republicanos y los demócratas aman a los latinos. A todos en general, pero a los votantes latinos en particular.
Las convenciones políticas en Denver (los demócratas) y Minneapolis-Saint Paul (los republicanos), fueron fiestas que quisieron también celebrar el orgullo latino (o cualquier cosa que nos haga sentir bien) pero la participación directa y efectiva de nuestra comunidad fue limitada en ambas convenciones.
Ahora a sólo 13 días de las elecciones presidenciales, todos nos quieren invitar a su casa. “Mi casa es tu casa”, nos dicen. Y sin embargo los latinos fueron la gran minoría en ambas convenciones
Digamos que es un amor cíclico. Aparece, sorpresivamente, cada cuatro años. Y siempre cuando hay elecciones presidenciales. Qué raro ¿verdad? Los candidatos, Barack Obama y John McCain nos dicen lo que queremos oír. Son todo abrazos y sonrisas.
Pero ¿por qué, de pronto, nos quieren tanto? ¿Qué pasó?
La respuesta es muy sencilla. En una elección presidencial tan cerrada, como la que tendremos este 4 de noviembre, probablemente serán los 9 ó 10 millones de votantes latinos los que decidirán quién es el ganador de la Casa Blanca (en las elecciones del 2004 fueron cerca de 7 millones y 40% de ellos votaron por el republicano Bush).
Nunca en la historia de Estados Unidos los votantes latinos habían sido tan buscados. Son como la niña bonita de la fiesta con la que todos quieren bailar.
Casi todos los precandidatos a la presidencia tanto demócratas como republicanos, antes de las convenciones partidistas, participaron en los dos foros transmitidos exclusivamente en español por la televisión. ¡Eso nunca antes había ocurrido!
Tanto Obama como McCain han realizado ya múltiples entrevistas con la prensa de habla hispana. ¡Eso nunca antes había ocurrido!.
Los demócratas anunciaron que se gastarán $20 millones para captar el voto latino y los republicanos han armado un sofisticado sistema para atraer en español a los votantes. ¡Eso nunca antes había ocurrido!
La nueva regla de la política norteamericana es que nadie puede llegar a la Casa Blanca sin antes pasar por los medios de comunicación en español y ganarse al electorado latino. Nadie.
Sólo uno de cada 10 votantes que irán a las urnas el martes 4 de noviembre será latino. Pero su importancia radica en que estos electores están concentrados en estados claves que pudieran decidir la elección del presidente.
La elección presidencial del 2000 fue decidida por 537 votantes cubano-americanos en Florida (Gore impugnó la elección de Bush, pero la Corte Suprema falló a favor del actual presidente). Y la elección presidencial del 2004 fue decidida por 67,000 latinos (en su mayoría de origen mexicano) en Nuevo México, Colorado y Nevada los que votaron por George W. Bush y no por John Kerry.
Y sin embargo antes del día de elecciones ambos candidatos principales no quieren hablar públicamente de la reforma de inmigración pues es una papa caliente que muchos otros electores están en contra. Sin embargo en entrevistas con los medios de comunicación, tanto Obama como McCain coinciden en una reforma que incluya seguridad fronteriza, trabajadores temporales, sanciones a empleadores de indocumentados, y una vía a la legalización con condiciones de buena conducta y poniéndose a la cola. Las diferencias son mínimas. La lección está a la vista: el voto latino decidió las dos últimas elecciones y no hay duda que volverá a hacerlo en las elecciones en noviembre del 2008.
Edición de esta semana
CLUB ROTARIO DE WEST LITTLE ROCK OTORGA BECAS A LATINOS 
El miércoles 13 durante su junta semanal regular, el West Little Rock Rotary Club a través de su Fondo de Educación y Beneficencia, entregó becas de estudios de $1.000 por semestre para el año académico 2018-19, a tres jóvenes estudiantes secundarios graduados que cumplieron con los requisitos de calificaciones, necesidad financiera, liderazgo, y servicios a la comunidad y/o escuela.   / ver más /
EL LATINO recibió la denuncia del padre de una alumna de la escuela Hall High de Little Rock, cuando se dio cuenta que, en el boletín escolar de la niña, no habían traspasado la mitad de sus créditos por los cursos completados.     / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Si puede, recuerde cuando usted era pequeño y recuerde cómo se sintió al estar separado de su madre y su padre. No solo jugando en el patio o en la calle o parque, incluso por un corto momento, sino verdaderamente perdido. Recuerde el pánico que sintió.   / ver más /