En plena crisis financiera, el dinero continúa fluyendo a las campañas políticas
El dinero para las campañas presidenciales del demócrata Barack Obama y del republicano John McCain, continuó fluyendo, ajeno a la crisis financiera mundial y a sólo dos semanas de la elección presidencial en Estados Unidos.
McCain aceptó recibir $84.1 millones de dinero federal recaudado de los contribuyentes para financiar su campaña, y en teoría no puede gastar un centavo más de hasta el 4 de noviembre, día de las elecciones.
Nada le impide, no obstante, recaudar fondos a nombre del partido republicano, para financiar la campaña de su candidato. Oficialmente el dinero obtenido de esta forma sale de las cuentas de campaña del partido y no de las del candidato, lo cual es un mecanismo aceptado.
El candidato demócrata Obama en cambio se negó a recibir dinero federal y sólo donaciones privadas y por lo tanto y no está obligado a limitar sus gastos y disponía de una reserva de más de $77 millones a fines de septiembre. Obama espera recaudar $100 millones hasta el 4 de noviembre, mientras el Partido Demócrata tiene en sus arcas un poco más de $141 millones.
Todo este dinero le permite conducir una campaña ofensiva en numerosos estados clave donde se jugará la elección presidencial, entre ellos algunos bastiones republicanos.
Además, Obama ya reservó media hora de transmisión en la red nacional de los canales CBS y NBC el 29 de octubre, el último miércoles antes de las elecciones, a una hora de gran audiencia.
Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /