En mala economía se recurre a las tiendas de segunda mano
3565A.jpg
El concepto de que las tiendas de segunda mano son el refugio de los trabajadores pobres y los desempleados ha pasado a la historia. En estos tiempos de problemas económicos, el poderoso aliciente de las compras baratas está atrayendo a una nueva clase de clientes.
El Ejército de Salvación y Goodwill Industries International, las dos mayores organizaciones de reventas caritativas en Estados Unidos, reportan incrementos del 6% al 15% en las ventas en el último año.
Las ganancias son aún más pronunciadas en tiendas del sector privado. Casi dos terceras partes de esos negocios reportaron un promedio de ventas mayores del 35% en el 2008 que en el año 2007.
Los consumidores "no pueden cambiar el precio de la gasolina. No pueden cambiar el precio de los alimentos. No pueden hacer que la Bolsa de valores suba de nuevo, pero pueden comprar ropas y muebles usando su buen juicio y yendo a tiendas de segunda mano.
El cambio de la clientela es igualmente obvio. Las tiendas de segunda mano están viendo más clientes de clase media y clase alta que nunca antes. Los clientes igualmente son graduados universitarios, con ingresos promedio de entre $50.000 y $65.000.
El vasto ciclón económico y los problemas financieros personales no son los únicos factores que impulsan el aumento del interés en las tiendas de segunda mano, dicen expertos. Crecientes valores "ecologistas" entre los consumidores estadounidenses han ayudado también al sector. Con artículos de segunda mano se gana dinero, se ahorra dinero y se recicla.
El alza en las ventas en esas tiendas tiene su lado negativo. El Ejército de Salvación reporta una peligrosa baja en las donaciones. Por las mismas razones en que los consumidores tienden más ahora a comprar artículos de segunda mano, es menos probable que se deshagan de sus ropas y muebles usados.
El dinero ganado en sus tiendas de segunda mano ayuda al Ejército de Salvación a financiar su programa de rehabilitación de adultos. Por ello, aunque los administradores están felices con los crecientes ingresos, temen la baja de inventario. Como resultado, el Ejército de Salvación va a lanzar una campaña nacional en enero, la primera en sus 128 años de historia en el país.
Además de los nuevos clientes, las tiendas siguen atrayendo a una dedicada multitud de buscadores de gangas.
En Arkansas central algunas de la tiendas de segunda mano de entidades de caridad, son:
• Helping Hand
1601 Marshall St. Little Rock -(501) 372-4388

• Goodwill Industries:
9700 N Rodney Parham Rd, Little Rock
(501) 224-6221
2904 S University Ave, Little Rock
(501) 568-5313
1110 W 7th St, Little Rock - (501) 372-5100
6929 John F Kennedy Blvd. North Little Rock (501) 835-5286
2425 Sanders Rd. Conway (501) 329-6501
303 S East, Benton (501) 778-9345

* Savers
4135 John F Kennedy Blvd. North Little Rock (501) 603-9831

* Ejército de Salvación:
1111 W Markham St, Little Rock
(501) 374-9296
6501 Geyer Springs Rd. Little Rock
(501) 664-157
1505 W 18th St, North Little Rock
(501) 758-7297
129 N Main St, Benton (501) 315-1058
209 S Oak St, Jacksonville (501) 985-1331
807 Court St, Conway (501) 329-3158
Edición de esta semana
DEBATE BILINGÜE ENTRE CANDIDATOS A ALCALDE DE LITTLE ROCK 
Un debate en el que participaron candidatos a la alcaldía de Little Rock, fue organizado por Rolando Ochoa de la cadena de televisión Univisión-Little Rock, Cesar Ortega pastor de la organización de servicio comunitario basado en la fe cristiana City Connections, y Michel Leidermann, director del periódico en español El Latino. El debate se realizó a las 7 PM del lunes 29 en la iglesia South City ubicada en la Baseline Rd con la I-30 en el Southwest de la ciudad.   / ver más /
El Obispo Anthony Taylor de la Diócesis de Little Rock, publicó una segunda carta el martes, 23 de octubre, actualizando información sobre la actual crisis de abuso sexual por clérigos y la ayuda para las víctimas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Cuando los jóvenes de la antigua Atenas alcanzaban la edad de 17 años, se marcaba un momento en el que pasaban de ser jóvenes a ser considerados hombres responsables para la toma de decisiones sobre la ciudad. De ahí en adelante se les permitía el ingreso a las filas militares para luchar en la guerra.    / ver más /