Intentan reformar a jóvenes delincuentes mexicanos
A través del teatro musical es posible educar a los menores mexicanos ingresados en reformatorios para que cambien su vida cuando salgan del centro, según el creador del programa Integrarte, el dramaturgo Arturo Morell, que utiliza desde hace 10 años las herramientas culturales como un vehículo de comunicación social entre distintos grupos de población, como presos y policías.
Morell explicó que trabaja mucho con 'menores infractores' e internos del sistema penitenciario mexicano, ya que considera que la cultura es 'un motor de cambio' que puede ayudar a estas personas a reorientar su vida.
Para celebrar su décimo aniversario, Integrarte acudió al Centro de Diagnóstico y Tratamiento de Menores Infractores San Fernando Distrito Federal, en la capital mexicana.
El lugar es un reformatorio con un siglo de historia a sus espaldas, bien conocido por sus conflictos internos y que ha vivido numerosos motines de los adolescentes.
Allí, el grupo teatral representó ante un centenar de jóvenes internos de 14 a 18 años la obra Chavos y chavas de Tlaxcala.
La pieza está protagonizada por adolescentes de entornos difíciles y de hogares donde sufrieron el azote de la violencia, sin experiencia previa en cantar y bailar, que lanzan un mensaje contra la violencia de género.
'En este centro hay chicos que han sufrido mucha violencia intrafamiliar. Estoy seguro que uno de los orígenes del delito es la violencia que se vive dentro de las casas', explicó Morell.
El académico es de la opinión de que si se consigue mentalizar a los chicos de que la violencia no es algo normal y no está bien, se da un crucial primer paso hacia la rehabilitación social.
Aunque el programa tiene ya mucha experiencia en internos adultos, ahora se quiso empezar a trabajar con menores 'para ir un poco atrás, antes de que lleguen a ser adultos y entren en una cárcel', agregó Morell.
El fin es que los jóvenes participen después en un festival de teatro con sus propias creaciones artísticas.
Se pretende, además, que cuando el interno quede libre 'quiera cambiar su realidad' y, para ello, en lugar de una férrea disciplina es mejor dotarle de cultura, porque ésta es un elemento 'catártico', aseguró el impulsor del programa Integrarte.
'Si podemos sembrar la semilla de la cultura, podremos mejorar la sociedad', aseveró Morell.
Integrarte tiene también obras interpretadas por policías, ya que su propósito es usar la cultura para 'unir todas las partes' implicadas en el círculo de los conflictos y los crímenes.
Morell indicó que algunos de sus espectadores adultos le han llamado al quedar libres, y se han unido al trabajo de su compañía.
Edición de esta semana
CLUB ROTARIO DE WEST LITTLE ROCK OTORGA BECAS A LATINOS 
El miércoles 13 durante su junta semanal regular, el West Little Rock Rotary Club a través de su Fondo de Educación y Beneficencia, entregó becas de estudios de $1.000 por semestre para el año académico 2018-19, a tres jóvenes estudiantes secundarios graduados que cumplieron con los requisitos de calificaciones, necesidad financiera, liderazgo, y servicios a la comunidad y/o escuela.   / ver más /
EL LATINO recibió la denuncia del padre de una alumna de la escuela Hall High de Little Rock, cuando se dio cuenta que, en el boletín escolar de la niña, no habían traspasado la mitad de sus créditos por los cursos completados.     / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Si puede, recuerde cuando usted era pequeño y recuerde cómo se sintió al estar separado de su madre y su padre. No solo jugando en el patio o en la calle o parque, incluso por un corto momento, sino verdaderamente perdido. Recuerde el pánico que sintió.   / ver más /