CONTRAPUNTOS
Por Michel Leidermann
¡Rompiendo barreras!
El discurso de aceptación de Barack Obama como presidente electo fue un hito en la historia cuando el pasado quedó en el pasado y el futuro parece prometedor.
El 28 de Agosto de 1963, Martin Luther King habló sobre su sueño de esperanza, de que algún día esta nación respetaría los cimientos de su fundación de que todos los hombres son creados iguales y que la gente no sería juzgada por el color de su piel, sino por su carácter.
Dudo que el racismo haya muerto con la elección de Obama, pero creo que quizás el 4 de Noviembre del 2008 fue la estacada fatal para la intransigencia racial y para que esta nación puede sentirse verdaderamente unida como un sólo país.
El sueño de King se hizo realidad. La campaña de Obama con el lema “Cambio: si se puede” (copiado de Cesar Chávez), fue en referencia al cambio de los esquemas y del color político del país, y que ahora ya no sólo puede anhelarse, sino sentirse muy real.

Los legisladores no saben nada…
Sólo hace unos meses los precios de la gasolina regular pasaban los $4 el galón y no faltaron los exigencias del Congreso, para que las empresas petroleras pagaran más impuestos porque estaban ganando demasiado dinero. (Las petroleras reciben un porcentaje sobre la gasolina: mientras más sube el precio más ganan, pero el porcentaje sigue el mismo y está regulado por el gobierno federal).
Hoy día, el precio del petróleo ha caído 60% quedando cercano a los $60 por barril y la gasolina ya se puede comprar por menos de $2 el galón.
¿Alguien cree de verdad que los legisladores admitirán que ignoran la base del asunto y que estaban equivocados al señalar a los ejecutivos petroleros como únicos responsables del alza de los precios?
Como vimos en las campañas presidenciales, es fácil apelar a las emociones de la gente acusando, pero eso no soluciona los desafíos energéticos que enfrentamos.
Los precios de la gasolina y del petróleo son regidos por la oferta (más o menos producción) y por la demanda (más o menos consumo).
El Congreso debería enfocarse en hacer nuestro país menos dependiente de la energía importada, dando más incentivos al desarrollo de fuentes de energía alternativa de bajo costo y eficiente.
El lanzar acusaciones y no hacer nada para remediar la situación, es típico de los políticos que nosotros elegimos y mandamos al Congreso, y que están más interesados en asegurar su próxima reelección en su distrito electoral, llenándose de paso los bolsillos, que en resolver los problemas que afectan al ciudadano medio y al país en general.
La verdad parecería que los legisladores no saben nada… pero que se la pasan muy bien en el Capitolio.

Salario Mínimo
Los honorables legisladores de Arkansas aprobaron aumentar el salario mínimo de $5.15 a $6.25 la hora. El aumento de un poco más de un dólar fue para “mejorar el poder adquisitivo y la prosperidad de los trabajadores de ingreso mínimo”.
Ahora, si un aumento de $1 es tan eficaz ¿porqué no aumentar $10 o $20 para hacerlo aún más efectivo? A $6.25 la hora, es casi un milagro que una familia en la cual trabajen ambos padres, pueda sobrevivir decentemente. ¿Cual es el valor justo por el trabajo? ¿Como determinarlo con precisión?
El Obispo Taylor acaba de repetirlo: un sueldo justo es aquel que permite al trabajador y su familia vivir decentemente.
Edición de esta semana
EL ZÓCALO JUNTO AL CONSULADO CELEBRAN EL DÍA DE REYES
El pasado domingo 7, el Centro de Recursos para los Inmigrantes El Zócalo con el apoyo del Consulado de México en Little Rock, celebraron el Día de Reyes junto a varias familias y voluntarios. / ver más /
Al pastor Martin Luther King Jr. se lo recuerda en Estados Unidos el tercer lunes de enero de cada año, y quizás se le conozca mejor como el principal portavoz estadounidense del activismo no violento por su papel de liderazgo en el movimiento de los derechos civiles de Estados Unidos y su oposición a la discriminación racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Muchos de nosotros empezamos 2017 esperando lo peor. Y, de distintas maneras, nos tocó lo peor.   / ver más /